En entrevista con Información de Mercados, el Vicepresidente de Cochilco, Sergio Hernández, dio a conocer la proyección para este año. “Habrá un crecimiento de 4,9% respecto del 2017”, aseguró el abogado.

Para el desarrollo económico de Chile, el cobre juega un papel fundamental. Durante el 2017 si bien hubo algunas proyecciones a la baja, permitió cerrar en cifras positivas y alargar ese escenario para este 2018 donde se espera una producción de poco menos de 6 millones de toneladas.

El Vicepresidente Ejecutivo de Cochilco, Sergio Hernández, señala que para el actual período (2018 – 2019) existe una proyección de cobre marcada por el equilibrio: un déficits de cobre refinado entre 175 mil y 97 mil toneladas, lo que se traduce en 4 y 2 días de consumo global.

¿Cómo se puede evaluar el comportamiento de la producción del cobre en el 2017? ¿Cuántas toneladas se produjeron?

En 2017 la producción chilena de cobre mina totalizaría 5,47 millones de  toneladas de cobre fino con una baja de 1,5% respecto de 2016. Situación explicada en gran medida por la paralización de Minera Escondida durante 44 días en el marco del proceso de negociación colectiva en el primer trimestre del año pasado. Otras operaciones registraron leyes menores a las previstas y bajas en las recuperaciones (proyección efectuada con cifras reales a noviembre del 2017).

¿Cuáles fueron los proyectos esenciales del 2017?

La siguiente es la cartera de proyectos con puesta en marcha 2017 y que involucran una inversión de US$ 2.286 millones:

¿Cuántas toneladas de cobre se espera producir el 2018 aproximadamente?

Para 2018 se proyecta una producción de 5,74 millones de toneladas y un crecimiento de 4,9% respecto del 2017, lo que equivale a una producción incremental de 270 mil toneladas. El principal aporte productivo provendría de Minera Escondida  que justificaría casi el 70% del crecimiento. Esta estimación no incorpora mermas en la producción por eventuales negociaciones colectivas que se desarrollarán el presente año.

 

El contexto internacional tiene las expectativas económicas altas ¿Cómo se prevé el comportamiento del cobre para los próximos años?

Para el periodo 2018-2019 proyecta un déficits de cobre refinado de 175 mil y 97 mil toneladas, respectivamente, volúmenes que presentan entre 4 y 2 días de consumo global es decir, mercados técnicamente en equilibrio.

En  2018 se proyecta un precio promedio del cobre de US$ 3,06 la libra, el cual se elevaría a un promedio de US$ 3,11 la libra en 2019. Estas proyecciones asumen una tasa de interrupción de producción mina de 5%, considerada normal. Si en el transcurso del 2018 se producen paralizaciones adicionales que eleven la tasa de interrupciones de producción, el déficit proyectado se ampliaría afectando positivamente el precio del metal.

¿Cuáles son los factores que impulsan su crecimiento?

La situación de déficit que prevalecerá en el mercado del refinado de cobre hará que los inventarios globales permanecerán bajos. Por otro lado, la disponibilidad de chatarra se reducirá a pesar que el precio del metal permanecerá alto, fenómeno que se daría particularmente en China a consecuencia de las crecientes restricciones a la importación por razones ambientales.

Justamente, respecto a China, su crecimiento respecto a la demanda de cobre se mantendría en 2% anual. Esto considerando la desaceleración estructural de su economía que pasaría de una expansión de 6,8% en 2017 a 6,4% en 2018, para situarse en 6,3% en 2019 (Banco Mundial). Por último, el Dólar en los mercados internacionales mantendría la tendencia a la depreciación en 2018. En este escenario los fondos de cobertura e inversión, mantendrían su exposición en metales.

¿Qué proyectos se van a llevar a cabo para el 2018?

Los proyectos para minería superarán, en montos de inversión, los 500 millones de dólares. Estos debieran entrar en marcha durante el presente año: