NOTICIA DIARIA- REVISTA DIGITAL

La higiene y limpieza de los alimentos es sumamente importante para evitar intoxicaciones tras su consumo. Sin embargo, si eres de esas personas que lavas toda la comida antes de prepararla, debes conocer cinco casos en que se debe evitarse dicho procedimiento.

Los expertos han determinado que existe el riesgo de exponernos a enfermedades y que estos alimentos pierdan completamente su sabor, de ponerlos en contacto con el agua para “limpiarlos”.

La Organización de Consumidores y Usuarios de España (OCU) ha dado a conocer estos alimentos, y las razones por las que no deben lavarse.

Pollo

El director de la Consultoría Alimentaria de España, Lluís Riera, advierte que el agua no elimina los microorganismos presentes en el pollo. Asegura más bien aumenta el riesgo de propagación de la bacteria campylobacter, que provoca gastroenteritis. Hay que cocinar bien el pollo, y no dejarlo semi crudo.

Hongos

Hay hongos que por su poca carnosidad sí deben ser lavados en el caso de que contengan mucha tierra. Sin embargo, tipos como los champiñones se pueden limpiar suavemente con un trapo húmedo. Si se lavan, pueden perder su sabor y atrapar mucha agua, lo que es inconveniente al cocinarlos.

Huevos

A diferencia de lo que muchos creen, lavar los huevos puede ser muy perjudicial, tanto antes de guardarlos en la nevera o usarlos. A veces la cáscara viene con residuos o heces, pero ésta no debe lavarse pues es porosa y tiene una fina cutícula que protege de gérmenes. Entonces, rompe el huevo en el borde del sartén donde se preparará.

Cerdo y ternera (filetes)

Al lavarse estos alimentos pierden sus propiedades y también su sabor. Los expertos aseguran que, al igual que el pollo, se deben cocinar muy bien para evitar una posible intoxicación.

Verduras en bolsas

No tiene sentido lavar verduras que vienen empaquetadas. Éstas han sido previamente tratadas con desinfectantes de baja concentración para evitar patógenos. Son consideradas como altamente seguras.

NOTICIA DIARIA- REVISTA DIGITAL