En el contexto actual se está nombrando mucho esta modalidad de atención que no requiere dirigirse a un recinto de salud.

Para prevenir el contagio del coronavirus una de las mayores recomendaciones es evitar la visita a consultorios u otros recintos médicos a menos que dirigirse hacia éstos sea estrictamente necesario. Pero, ¿qué pasa si una persona se enferma o simplemente tiene la necesidad de ver a un profesional de la salud?

Es entonces que se viene a la mente el concepto de telemedicina, que se refiere a la atención de médico a paciente mediante una videollamada que se puede hacer por teléfono o a través de un computador.

Entre los principales sistemas de telemedicina que actualmente operan en Chile está Tele Medicina, que es una aplicación de Rescare dedicada a este rubro. De acuerdo al CEO de Rescare Chile, Daniel Zurita, una de las mayores ventajas de la app es que “crea una experiencia instantánea, cómoda y segura”. Además, aseguró que “otorga la confianza de que siempre hay un doctor disponible para atender a los pacientes, independiente de dónde se encuentren y el momento en que lo necesiten”.

¿es recomendable?
La ingeniera civil industrial Carolina Bascuñán recurrió a la telemedicina en una ocasión. “Tenía síntomas estomacales y mucho dolor, así que me ayudó mucho no tener que ir a un lugar a atenderme”, contó a hoy por hoy.

La profesional destacó la eficiencia del servicio. “Yo tuve una experiencia muy positiva, ningún problema, nada que yo dijera ‘esto si no fuera remoto sería mejor'”, dijo. Y añadió que “no terminé ni de cortar la llamada y a los pocos minutos ya tenía la receta en mi correo, entonces con eso yo ya pude comprar el remedio. Creo que sobre todo en estos tiempos, no sólo por la crisis que estamos viviendo ahora sino también por la tecnología, que está permitiendo conectar de formas distintas a las que conocíamos. Creo que es una oportunidad gigante. Se ahorran muchos tiempos de traslados y todo lo que significa moverse”.

La psiquiatra infantil Macarena Espinoza, en tanto, sostuvo que para ella la telemedicina “es una herramienta muy valiosa en áreas de la medicina donde, por ejemplo, un especialista puede orientar a un médico general o a un médico con una especialidad diferente en el diagnóstico o manejo de ciertos problemas de salud, con el fin de abordalos de manera más integral”.

Sin embargo, aseguró que “cuando hablamos de salud mental el tema es un poco diferente porque es necesario establecer una relación con el paciente que le permita confiar en el profesional para poder expresar su malestar emocional”. Aunque lo recomienda en situaciones excepcionales como la emergencia sanitaria actual porque se pueden “hacer controles de ciertas situaciones por teléfono o telellamado, cuando ya está establecido el vínculo y la alianza terapéutica”.

La tecnóloga médica de la empresa de telemedicina ITMS, Catalina Bevan, explicó que en su área se usa mucho esta modalidad de medicina. “Donde yo trabajo (la telemedicina) se usa especialmente en cardiología y radiología. Por ejemplo, una radiografía es realizada en un hospital de una zona aislada del país, donde generalmente no hay especialistas. Las imágenes viajan por la web y el radiólogo en este caso las revisa y emite un informe, que se puede descargar en el lugar donde se encuentra el paciente. Lo mismo ocurre con electrocardiogramas. Así el tratante del paciente puede obtener informes de exámenes o incluso asesorarse con un especialista directamente si es necesario.