Noticia Diaria – Revista Digital.

Se conoce como “ataque al colon” cuando se desencadenan los síntomas del colon irritable de manera repentina y sin previo aviso. Este síndrome que afecta al tracto digestivo, específicamente al intestino grueso, puede afectar la vida diaria de quienes lo sufren.

El colon irritable es considerado una enfermedad crónica, que afecta a entre el 10 y 15% de la población mundial, y para la cual no existe una cura definitiva.

Los llamados “ataques” que pueden sufrir las personas con esta enfermedad pueden ser desencadenados por una variedad de razones. En algunos casos están relacionados con estrés o pueden aparecer luego de comer ciertos alimentos.

En otras ocasiones puede que sean cambios internos, como inflamación, un aumento en la concentración de bacterias o la infección con un microorganismo, lo que produzca los dolorosos síntomas.

¿Cómo evito los “ataques al colon”?

Como no existe una razón única para este problema médico, cada persona deberá ser muy consciente de cómo reacciona su organismo ante diferentes situaciones, para así evitar todo lo que podría generar un ataque. 

Por lo general, los especialistas recomiendan que las personas con colon irritable eviten alimentos como líquidos con gas, alcohol, cafeína y ciertas frutas o vegetales, ya que podrían aumentar los malestares.

¿Cómo puedo saber si estoy sufriendo de un “ataque al colon”?

Una de las principales características de los ataques al colon es el dolor de estómago. Además, según el sitio Healthline, las personas podrían presentar:

  1. Hinchazón abdominal. 
  2. Gases y meteorismo.
  3. Diarrea.
  4. Constipación. 
  5. Presencia de moco en las deposiciones.
  6. Náuseas.
  7. Indigestión.
  8. Espasmos intestinales.
  9. Regurgitación.

La severidad con la que se presenten estos síntomas dependerá de cada persona, pero estos deberían tener mejoras con el paso de un par de horas o días; aunque existen registros de pacientes que pueden mantener los síntomas durante semanas o meses.

Fuente: Meganoticias