El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó el Índice de Precios al Consumidor (IPC) volvió a sorprender en abril al mostrar una fuerte escalada mensual de 1,4%, llevando a la inflación anual a los dos dígitos, hasta 10,5%, lo más alto registrado desde agosto de 1994.

Los sostenidos problemas de suministro global y las intensas alzas que se han registrado en los precios internacionales de la energía y los alimentos, sumado a factores internos, explican el fenómeno inflacionario que está viviendo el país, más agresivo de los previsto y cuyo control parece cada vez más lejano.

Según el INE, diez de las doce divisiones que conforman la canasta del IPC aportaron incidencias positivas en la variación mensual del índice, mientras que solo una incidió de forma negativa y una presentó nula incidencia.

Entre las divisiones con aumentos en sus precios destacó alimentos y bebidas alcohólicas (2,3%) y recreación y cultura (2,9). Mientras que por productos, destacaron las alzas mensuales de artículos para calefacción del hogar (30,4%), aceite vegetal (24,7%), tomate (18,7%), paquetes turísticos (14,9%), entre otros.

También hubo caídas en precios de productos como libros (-11%), manzana (-6,7%) o papas (-6,7%).

Fuente: Emol.com