Empezará con una marcha blanca para generar conciencia en los locatarios de la comuna de Providencia, así se dará inicio a la nueva ordenanza que se aplicará a todo el comercio de la comunidad-locales mayores y menores- en un plazo de seis meses. Esta iniciativa podría implementarse también en Santiago y Zapallar, donde afinan su plan en marcha.
Después de ser aprobada la primera ordenanza del país que prohíbe la entrega en locales de comida de la comuna de productos plásticos, envases de un solo uso, los vasos, platos, cubiertos, bombillas y envases para llevar alimentos de plástico y plumavit tienen sus días contados.

Se estableció un plazo de tres meses para eliminar estos productos del comercio mayor, y de seis meses para el comercio menor, con multas que podrían llegar a más de $240 mil para quienes incumplan la ordenanza.

Además, se pondrá en marcha la creación de un Protocolo de Gestión de Residuos, que deberá firmar cada uno de los locales de la comuna, y se trabajará en establecer una feria de proveedores para entregar alternativas de reemplazo a los productos plásticos. Todo esto para cuidar el impacto en el modelo de negocios de algunas cadenas de locales, y sumado a eso, para hacerlo extensivo a otras comunas de Santiago

Hasta el momento, los ediles de Santiago y de Zapallar figuran como los más interesados en implementar una iniciativa de estas características.

De acuerdo al medio País Circular, Florencia Sánchez, directora del Departamento de Sustentabilidad de la Municipalidad de Zapallar, indicó que están tan comprometidos con este tema que en agosto del 2018 se creó el departamento que ella dirige y afinan plan para llevar a cabo una ordenanza como esta.