En línea con la estrategia de Land Rover “Reimagine: Redefiniendo el lujo moderno”, la compañía presentó la última generación del Range Rover Sport que combina, según la marca, un rendimiento asertivo e instintivo en carretera y la sofisticación progresiva del diseño y la comodidad conectada

Tras la redefinición del lujo moderno con la quinta generación de Range Rover, la marca vuelve a sorprendernos con la llegada del nuevo Range Rover Sport, que fue completamente rediseñado incluyendo motorizaciones híbridas enchufables y V8, similares a los de su hermano mayor. Próximamente podrían incorporarse versiones cien por ciento eléctricas.

Dejando de lado sus prestaciones “familiares”, gracias a sus nuevas dimensiones que lo dejan 7 cm más largo que el Range Rover Sport saliente, el nuevo alcanza los 4,95 metros de largo.

La apuesta de la marca está enfocada en el nuevo diseño que sigue la estela del recientemente estrenado Range Rover. Desde su llegada en 2013, pasó por varios procesos de reestilización, en 2017 y 2020, donde se le dotó de una tercera fila de asientos opcionales.

El exterior cuenta con sofisticados acabados, como la parrilla frontal de aspecto sigiloso y las unidades de iluminación LED digital, que crean una distintiva firma de luz de circulación diurna (DRL). Esto sumado a los focos principales más delgados, que por primera vez se incluyen en un Land Rover, que se asientan sobre el parachoques inferior con doble abertura que incorpora un elemento horizontal del color de la carrocería que crea una mayor amplitud visual, realzada por los detalles en negro.

En la parte trasera podemos ver líneas totalmente nuevas con la inscripción en el centro de Range Rover. Los focos de tecnología LED, están esta vez ocultos debajo de una superficie que le otorga limpieza al conjunto. Cuenta con un nuevo alerón más largo y llamativos detalles en la parte inferior del guardabarros.

Nuevos motores a combustión y variante híbrida enchufable

La gama de motores se compone de bloques diésel, gasolina e híbridos enchufables, integrando la tracción integral y cambio automático de ocho velocidades de manera general. El modelo tope de gama equipa el motor V8 de 4.4 litros y doble turbo de origen BMW, que eroga 525 CV y alcanza el 0 a 100 km/h en solo 4,5 segundos

En cuanto a la novedad, se incorporan dos versiones con el nuevo motor híbrido enchufable, que equipa el bloque de 3.0 litros turbo de 400 CV y un motor eléctrico que entrega 141 CV, alimentado por una batería de 38,2 kWh.

Para 2024 se espera la llegada de una versión eléctrica, mientras que la versión SVR será el modelo más potente y bestial de la gama.

Interior más lujoso y deportivo

El habitáculo del nuevo Range Rover Sport mantiene un diseño totalmente distinto a los otros modelos de la gama, pero hace guiños al nuevo Range Rover. Cuenta con una sola pantalla táctil de 13,1 pulgadas y un cuadro de instrumentos digital.

Sin perder su esencia deportiva, el Range Rover Sport ubica los asientos en un lugar estratégico y fueron diseñados exclusivamente para este modelo, elevando la consola central, creando una separación especial del conductor con el acompañante.

En cuanto a sus versiones y precios de lanzamiento en Europa, está disponible desde los 145.000 euros para la verisión D250 SE, hasta los 145.000 euros para la First Edition. Los modelos PHEV arrancan en los 102.700 euros.