Seleccionar página

Dib Flooring ofrece limpiapiés para uso comercial e industrial 

Revista Digital – Informaciondemercados

Los limpiapiés son productos muy útiles y eficientes. Estamos tan acostumbrados a su uso que perdemos de vista todas las soluciones que nos aportan. Sirven para limpieza, como antideslizantes, como aislantes, como protección del piso y hasta para prevenir el cansancio. Los últimos años, pandemia de por medio, también nos recordaron la importancia de estos productos en el cuidado de la salud. Dib Flooring ofrece una amplia gama de limpiapiés que aportan seguridad, limpieza, salud y protección del piso. 

¿Para qué sirven los limpiapiés? 

Los limpiapiés pueden ser dimensionados, en rollos, pasillos o palmetas y hay calidades diversas. Están presentes en todo tipo de oficinas y comercios y tienen muchas funcionalidades. Estas son las principales. 

  • Para mantener los pisos secos y limpios. Uno de los principales usos de los limpiapiés es en las entradas de oficinas o locales, para mantener los pisos interiores limpios y secos. Permiten que los visitantes se quiten la suciedad, el barro, la humedad y otros desechos de los pies antes de ingresar. 
  • Para prevenir resbalones y accidentes. Una razón fundamental para usar limpiapiés es garantizar la seguridad del piso. Los limpiapiés brindan tracción extra, especialmente en días de lluvia, nieve u otras condiciones climáticas peligrosas. Un limpiapiés profesional evitará que el visitante se resbale o se caiga en su oficina. 
  • Para mejorar la calidad del ambiente. Los zapatos transportan suciedad, polvo, productos químicos y contaminantes. Un limpiapiés es una barrera para disminuir la entrada de esos materiales a la oficina, mejorando la calidad del ambiente y el aire interior. 
  • Para control de bacterias. Si algo aprendimos en pandemia fue que los limpiapiés, tratados con algún agente anti-bacterial, son una excelente barrera para evitar que los virus o contaminantes ingresen a la oficina.  
  • Para proteger el piso. Los limpiapiés son excelentes para proteger el piso y aumentar su vida útil. No se protege solamente a las personas sino también al mantenimiento del edificio. 
  • Como guía visual. Los limpiapiés son una forma excelente para marcar caminos y guiar a usuarios y clientes en la dirección definida. Sirven para marcar las zonas por dónde queremos que transiten. Desde un limpiapiés de entrada, pasillos, zonas de cajas o de espera. Si está buscando una buena forma de dirigir el tráfico peatonal, los limpiapiés serán un gran aliado. 
  • Para mejorar la productividad. Muchos estudios demuestran que los empleados contentos y satisfechos son siempre más productivos. Los limpiapiés anti-fatiga hacen el trabajo mucho más confortable y están diseñados para ayudar a sus empleados que pasan mucho tiempo de pie. 

Limpiapiés Checker Mat 

Tipos de limpiapiés 

Dib Flooring tiene una amplia variedad de limpiapiés, dependiendo de la necesidad y funcionalidad buscada. Los más relevantes son: 

  • Limpiapiés atrapa suciedad. Esta es la funcionalidad más simple y más usada de todas. Generalmente se instalan en entradas y funcionan como barrera para la suciedad que traen los zapatos desde el exterior. También se los conoce como “atrapa mugre”. El formato más conocido es el de filamentos de PVC rizados. 
  • Limpiapiés Antideslizante. Para evitar resbalones o caídas. Especialmente importantes en pisos resbaladizos, en zonas húmedas y para los días de lluvia. Pueden ser de goma, caucho o PVC y tienen tramados para mejor agarre. Los diseños más conocidos son en forma de “diamante”, “moneda”, “semillas” o “toperoles”. 
  • Limpiapiés de zonas húmedas. Usados comúnmente en vestuarios, duchas o piscinas, dejan pasar los líquidos y evitan resbalones. 
  • Limpiapiés anti fatiga. Su función es hacer más cómoda la pisada. Son superficies acolchadas y confortables. Se usan en espacios de trabajo donde hay que pasar mucho tiempo de pie. También son muy usados en cocinas.  
  • Limpiapiés aislantes antiestáticos. Su función principal es de seguridad. Trabajan como aislantes para prevenir cargas estáticas o riesgos eléctricos. 

Formatos 

  • Limpiapiés en Rollo:  Para instalar en superficies más grandes, en pasillos, o para cortar en las medidas necesarias. Las medidas son variables pero los más comunes son 1,20 m de ancho. 
  • Limpiapiés de Pasillo: Ideales para pasillos de entrada o para delimitar zonas de tránsito. El formato más utilizado es entre 60 y 70 cm de ancho. 
  • Limpiapiés dimensionado: Muy comunes en entradas de edificios, oficinas, locales comerciales y también para uso residencial. Los formatos y materiales son muy variados y, por supuesto, dependen del tipo de uso y edificio.