Seleccionar página

Revista Digital – Informaciondemercados

La electrificación llega a una súper marca como McLaren con el Artura, un deportivo híbrido enchufable que aterriza en Chile de la mano de Quantum Group, con estreno oficial en Experiencia E.

El Artura reemplaza al 570S como modelo de entrada de gama, y se suma a la familia McLaren, que en Chile tiene disponible a los modelos 720 y 765 (coupé y Spyder), así como el extravagante McLaren GT.

Tendrá un precio desde 275 mil dólares, y competirá directamente con el nuevo Ferrari 296 GTB, que ya se vende en Chile.

McLaren Artura: el concepto técnico

El Artura es el primer plug-in hybrid de la marca, que estrena un sistema híbrido muy ligero que se basa en un motor V6 más compacto instalado longitudinalmente en el centro del auto, acoplado a un motor eléctrico que le permite ofrecer una capacidad de aceleración inmediata.

Sobre una nueva arquitectura de fibra de carbono denominada MCLA (McLaren Carbon Lightweight Architecture), la marca instala un nuevo V6 de tres litros (2.933 cc) Twin Turbo que entrega 577 Hp y 584 Nm de torque. Este bloque pesa apenas 160 kg, lo cual representa 50 kg menos en comparación con el V8 que conocemos de la marca.

Junto a él hay un motor eléctrico 93,7 Hp y 408 Nm de torque. McLaren indica que el sistema total de Artura ofrece 671 hp y 719 Nm de torque.

Acoplado a una transmisión automática de doble embrague y ocho velocidades que envía la par al eje trasero, el Artura ofrece cifras de un súper deportivo real. Acelera de 0 a 100 km/h en 3,0 segundos, de 0 a 200 en 8,3 segundos y de 0 a 300 km/h en 21,5 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 330 km/h.

El paquete de baterías es pequeño, de 7,4 kWh, y va instalado bajo los asientos. Ofrece una autonomía puramente eléctrica de 30 kilómetros y permitiendo un consumo superior a los 21 km/litro en ciclo WLTP. El Artura tiene la capacidad de carga su batería con un cable EVSE (11 kW), pudiendo recargar el 80% de la batería en 2,5 horas.

Entre las sofisticaciones mecánicas, el McLaren Artura cuenta con diferencial electrónico, suspensión con amortiguadores adaptativos, frenos carbono/cerámicos con discos de 390 mm adelante y 380 atrás, con calipers de seis y cuatro pistones respectivamente.

Como dato adicional, la nueva arquitectura electrónica que debuta en este auto reduce el cableado en 25% y mejora la velocidad de transferencia de datos, lo que permite la incorporación de las asistencias a la conducción ADAS, así como actualizaciones remotas.

McLaren Artura: por fuera y por dentro

El McLaren Artura tiene medidas similares al fenecido 570S. Mide 4.539 mm de largo, 1.913 mm de ancho, 1.193 mm de alto y cuenta con 2.640 mm entre los ejes.

La marca indica que el auto pesa 1.395 kilos, similar a súper deportivos equivalentes que no equipan tecnología híbrida. En este caso, el sistema híbrido más la batería aportan unos 130 kilos.

El diseño exterior lleva claramente implícito el ADN de la marca, incluyendo el diseño de faros “cuello de cisne” y las grandes tomas de aire en los laterales por delante de las ruedas traseras.

En el interior, el Artura presenta novedades interesantes, con una resolución extremadamente minimalista. El volante no tiene botón alguno, esto se debe a que mandos relacionados con los modos de conducción y controles del tren motriz fueron movidos a un costado del panel de instrumentos digital. 

Conocido es la pantalla táctil en formato vertical desde donde se controla el nuevo sistema de infoentretenimiento MIS II, que maneja aspectos como navegación, teléfono, climatizador automático y audio. El MIS II también habilita una serie de asistencia al conductor ADAS, incluido el control de crucero adaptativo inteligente, advertencia de cambio de carril, asistente de luces altas y reconocimiento de señales de tráfico.

El McLaren Artura también presenta un asiento Clubsport completamente nuevo, que pivota como uno solo a través de un arco elíptico cuando se ajusta, combinando soporte debajo de los muslos, altura del asiento y respaldo en un solo movimiento.