El proyecto LACPass pretende desplegar una estrategia integral de transformación digital, para mejorar la salud pública de la región de Latinoamérica y el Caribe, desarrollado por la Red Americana de Cooperación sobre Salud Electrónica (RACSEL), y patrocinado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Además, cuenta con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y HL7 (Health Level 7) como socios estratégicos.

Así también, cuenta con el apoyo de la Alianza global para el desarrollo del blockchain en América Latina y el Caribe (LACChain), Integrating the Healthcare Enterprise (IHE) y el Centro Nacional de Sistemas de Información en Salud (CENS) en su rol de coordinador.

Este proyecto es una iniciativa pionera multipaís, que luego de un año de trabajo y colaboración, a través de un proyecto de transformación de salud digital, ha creado puentes para el cuidado de la salud de todas las personas de la región de Latinoamérica y el Caribe.

El primer hito de LACPass es la adopción de estándares de interoperabilidad internacionales para la emisión y verificación de certificados digitales COVID-19, según la definición de la Unión Europea (DCC, Digital Covid Certificate, por sus siglas en inglés) y según las normativas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo que fue demostrado en un ejercicio práctico entre los países en un evento hibrido llamado “Conectatón LACPass”.

Dicho evento tuvo lugar el 30 y 31 de mayo, así como el 1 de junio en formato híbrido desde Santiago de Chile, es parte del cierre de la primera etapa del proyecto LACPass. La instancia contó con la presencia de representantes nacionales de los nueve países miembros del proyecto, autoridades de salud, expertos en tecnologías de la información y las telecomunicaciones, organizaciones internacionales y equipos técnicos reunidos para la colaboración e innovación.

Esta instancia demostró las condiciones técnicas habilitantes en la región para el intercambio de información clínica de forma oportuna y segura, cada vez que las personas la necesiten. Además, aspira a fortalecer una red latinoamericana digital en salud, con el objetivo de abrir más oportunidades para la salud regional interoperable.

Todos estos esfuerzos están enmarcados en la implementación de la hoja de ruta para la Transformación Digital del Sector de la Salud, que fue aprobada por los países miembros de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en septiembre de 2021, y además cuenta con el apoyo de los Estados Unidos de América.

El evento

Durante la apertura del evento Marcelo D´Agostino, asesor principal en sistemas de información y salud digital de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), señaló, “ver el trabajo en conjunto que han desarrollado estos nueve países es una excelente señal para la región, ya que demuestra que las naciones pueden llegar a acuerdos sobre los estándares a utilizar en temas de cuidados sanitarios, garantizando la seguridad de los datos, y abriendo todo el potencial de beneficios que les puede traer a los estados en temas de salud pública”.

La Gerente General del Cono Sur y Representante en Chile del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), María Florencia Attademo-Hirt, señaló en su discurso inicial: “La pandemia nos mostró cómo una salud interconectada puede mejorar la calidad y continuidad de la atención y evidenció los retos que tenemos que sobrepasar para que todos y todas, sin distinción, puedan conectarse. Esta iniciativa, que impulsa una cartera panamericana digital de datos en salud, es un punto clave en materia de digitalización e integración regional y, por consecuencia, un elemento central de nuestra hoja de ruta corporativa, la Visión 2025”.

“El trabajo colaborativo que está enfocado hoy en la pandemia del COVID-19, mañana será la base para poder enfrentar nuevos desafíos relacionados con salud de los ciudadanos, convirtiéndonos en una región más preparada y resiliente”, concluyó la representante.

Durante el evento Conectatón LACPass, los países participantes pudieron autentificar entre ellos los datos de sus certificados digitales para COVID-19 (vacuna, laboratorio y recuperado) de manera segura, tanto en la emisión como en la verificación de los mismos, bajo el estándar de la Unión Europea, además de varios perfiles IHE (Integrating the Healthcare Enterprise), IPS (International Patient Summary) y otros recomendados por la Organización Mundial de la Salud. También, se explorará el potencial de tecnologías emergentes con el apoyo de la red LACChain.

LACPass está enmarcado dentro del Bien Público Regional (BPR), iniciativa del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que se basa en la premisa de que los países de América Latina y el Caribe compartan desafíos y oportunidades de desarrollo, para que pueden ser abordados más eficiente y efectivamente a través de la acción colectiva y la cooperación regional.

Fuente: Revista Salud Digital