Parecía que iba a ser cuestión de tiempo para que Alexis Sánchez tuviera su primera gran exhibición con la camiseta de Olympique de Marsella. Sus minutos ante Brest y Nantes hacían presagiar que su aporte ofensivo iba a llegar, algo que sucedió en el contundente triunfo por 3-0 en su visita a Niza.

Fue su segundo encuentro como titular con su nuevo equipo y tan solo 10 minutos tardó para llegar su primera anotación. Un robo de pelota gracias a una presión alta permitió que Jonathan Clauss se escapara por derecha y cedérsela al chileno, quien dentro del área controló y soltó un derechazo directo al ángulo de Kasper Schmeichel.

Así comenzaba una tremenda exhibición de los dirigidos por Igor Tudor, que siguen invictos en la Ligue 1. Las cosas se pusieron aún más favorables recién pasada la primera media hora cuando Nuno Tavares se animó desde afuera del área y con un disparo al primer palo infló las redes para empezar a encaminar las acciones.

Sin embargo, le quedaba una tremenda oportunidad al Niño Maravilla de hacer aún mejor su presentación. Nuevamente Tavares fue fundamental en una internada ofensiva con un nuevo disparo al arco, el cual el experimentado arquero danés no pudo controlar y ahí apareció el chileno en modo goleador para empujarla al fondo.

El oriundo de Tocopilla, de esta manera, llegó a 200 anotaciones a nivel de clubes desde que empezara su espectacular carrera en Cobreloa en 2005. Luego se lució por donde pasó: Colo Colo, River Plate, Udinese, Barcelona, Arsenal, Manchester United, Inter de Milán y este par en Francia.

De esta manera, Olympique de Marsella está invicto y es líder temporal de la Ligue 1 con 10 puntos en cuatro fechas. El equipo de Alexis Sánchez pone un ojo en lo que pueda hacer el PSG este domingo recibiendo al Mónaco de Guillermo Maripán, con la posibilidad de retomar el primer puesto.