La vitamina D es un nutriente clave para que el cuerpo humano funcione correctamente. Un suplemento de esta vitamina controla los niveles de fosfato, calcio y regula funciones del sistema nervioso central, además de que podría ayudar a prevenir enfermedades autoinmunes, según ciertas investigaciones. 

Actualmente una amplia investigación publicada en la revista científica Critical Reviews in Food Science and Nutrition, recopiló y analizó más de 40 estudios en torno a los beneficios de la vitamina D, descubriendo que su consumo podría tener efectos que pueden aliviar los síntomas de la depresión en adultos.

La vitamina D podría aliviar síntomas de la depresión

Para la investigación se analizaron datos recopilados de 53.235 personas con y sin depresión, entre los cuales todos tenían diferentes condiciones y contexturas físicas. Estas personas fueron suministradas de suplementos de vitamina D (recibiendo entre 50 a 100 microgramos diarios), además de placebos.

El estudio descubrió que entre los participantes que padecían de algún cuadro de depresión, los suplementos de esta vitamina lograron ser más efectivos al momento de aliviar los síntomas depresivos que los placebos.

Al respecto, los investigadores redactaron en el artículo que “nuestros resultados sugieren que la suplementación con vitamina D tiene efectos beneficiosos tanto en individuos con trastorno depresivo mayor como en aquellos con síntomas depresivos más leves y clínicamente significativos”.

Asimismo, el autor de la investigación, el científico Tuomas Mikola, de la Universidad de Finlandia Oriental, detalló que “estos hallazgos fomentarán la realización de nuevos ensayos clínicos de alto nivel en pacientes con depresión, para arrojar más luz sobre el posible papel de la suplementación con vitamina D en el tratamiento de la depresión”.

Tratamientos alternativos para la depresión

Existen más de 280 millones de personas que sufren de depresión cada año y, pese a que la medicina sigue avanzando en torno a aliviar este padecimiento, los tratamientos con antidepresivos no siempre funcionan, lo que ha llevado a distintos investigadores a buscar nuevas alternativas.

Es en este sentido en que aflora la vitamina D como una posible solución, sin embargo, a pesar de que el análisis se compuso de la recopilación de 41 estudios, sus gestores reconocen que siguen faltando más investigaciones para poder entregar una evidencia contundente en esta dirección.

“A pesar del amplio alcance de este meta-análisis, la certeza de la evidencia sigue siendo baja debido a la heterogeneidad de las poblaciones estudiadas y al riesgo de sesgo asociado a un gran número de estudios”, concluyó Tuomas Mikola.