Artemis I es la primera de una serie de misiones que buscan instalar una base en el satélite natural, con el objetivo de estudiar las condiciones de vida y para instalar una estación entre la Tierra y otros planetas.

Después de 50 años la humanidad pretende volver a pisar la Luna. Lo que estaba previsto para este lunes 29 de Agosto, tuvo que ser cancelado por problemas aparentemente en uno de los 4 motores de la nave, por lo que el viernes 2 de Septiembre se lanzaría la misión Artemis I, sin tripulación, la cual es la antesala de otras misiones que prevén que para 2025 la llegada de hombres y mujeres a nuestro satélite natural, sea esta vez de manera prolongada.

Esta nave espacial desplegará satélites en la Luna para luego quedar en órbita, lo que permitirá estudiar las condiciones que experimentarán las tripulaciones de los programas Artemis II y III.

Artemis II está prevista para 2024. Esta misión realizará una trayectoria similar a su antecesora, rodeando la luna a una mayor distancia en comparación que las misiones Apolo. Por su parte Artemis III, llevaría en 2025 a la primera mujer y el primer hombre afroamericano al polo sur del satélite, zona donde se encuentra hielo.

Queremos permanecer en la superficie lunar y aprender de ella para poder obtener la mayor cantidad de ciencia y saber cómo vamos a ir a Marte“, afirmó Jim Free, administrador asociado de la Dirección de Misión de Desarrollo de Sistemas de Exploración de la NASA. 

Tecnología

El programa Artemis se basó en un Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS), programa que se destaca por el poderío de los cohetes Saturno V, mismos que llevaron a cabo las misiones Apolo.

La nave tiene 98 metros de altura y presenta cuatro versiones: Bloque 1, 1B, 2 y 2B. Bloque 1 y 1B cuenta con una capacidad de empuje de 70 y 97,5, por otro lado el Bloque Tipo 2 tiene 143 toneladas. En definitiva, estos son los cohetes más potentes creados hasta la fecha.

La nave que se lanzaría el viernes 02 será el bloque 1. Y con ella estará la Orion, una nave desarrollada en cooperación con la ESA que también se encargará de enviar humanos a la Luna.

En esta primera prueba no participarán más vehículos, ya que solo alcanzará la órbita lunar. Una vez allí, orbitará la Luna durante seis días y luego regresará a casa.

Cuando se realice el primer vuelo con tripulación, en cambio, ya debe esta lista la Plataforma Orbital Lunar Gateway. Este es un orbitador lunar al que se acoplará Orion, una vez que llegue a su destino alrededor de nuestro satélite.

Constará de varios módulos, que comenzarán a llevarse a su lugar en 2024, con ayuda de un Falcon Heavy de SpaceX

Así, ya se tendrían a los astronautas de Artemis en la órbita de la Luna. Pero aún falta el alunizaje. Y para ello contarán con un aterrizador para el que se han presentado varios proyectos, como el Advanced Exploration Lander y el Human Landing System.

No obstante, finalmente será una versión modificada de la Starship de SpaceX la que realizará el envío de astronautas.