Durante el transcurso del pasado mes de enero, han ocurrido una serie de cambios y actualizaciones dentro de los distintos rubros que se comercializan a través de la plataforma de compras públicas, dentro de los cuales se destacan: Audiencia ante el Tribunal de Libre Competencia por CM de Licencias de Ofimática, Nueva versión de Bases Tipo de Capacitación, Consulta al mercado para las Bases Tipo de Desarrollo de Software, y extensión del plazo de vigencia del CM de Emergencia.  

 

1.Audiencia en el Tribunal de Libre Competencia por CM Licencias de Ofimática 

 

Luego de la publicación del proceso licitatorio 2239-28-LR20 para la adquisición de Licencias de Ofimática y Servicios de Instalación y Migración, en el cual se plantearon una serie de requisitos nuevos y controvertidos para la industria que participa en los procesos de Convenio Marco, como es el caso de la fijación de precios mínimos y máximos de participación o la adjudicación de un solo proveedor en cada Gama de producto previamente definida por la entidad licitante, es que con fecha 18 de enero de 2021 Microsoft Chile ingresó una consulta al TDLC solicitando su pronunciamiento en relación a si las Bases de Licitación se ajustan o no al DL Nº 211.  

En este contexto, con fecha 11 de enero se realizó la audiencia correspondiente en la cual participó la empresa consultante Microsoft Chile, la fiscalía nacional Económica, la Dirección de Compras y Contratación Pública y finalmente representantes de la empresa HCL Technologies Chile SpA, quienes expusieron sus argumentos a favor y en contra de la definición conceptual, criterios de evaluación y resultados obtenidos a la fecha del citado Convenio Marco. Cabe señalar que los criterios que pueda plantear el TDLC marcan un precedente muy relevante no solo para la industria de Licencias de Ofimática, sino en la definición conceptual de los futuros Convenios Marco. 

 

2.Actualización de Bases Tipo de Capacitación. 

 

Durante el mes de enero se publicó en el portal de compras públicas una nueva versión de Bases Tipo aplicables a la industria de Capacitación y Formación. 

Este formato de bases tipo considera criterios de evaluación, tales como: certificación y/o acreditación de institución formadora, Experiencia Regional, propuesta técnica metodológica, y reconocimiento de Instituciones de educación superior, comportamiento contractual anterior entre otros. 

 

Cabe señalar que esta herramienta tiene por objetivo servir de base a los compradores públicos para que puedan elaborar sus procesos licitatorios concentrándose en los aspectos técnicos de la adquisición, toda vez que la Base Tipo ya cuenta con el trámite de Toma de Razón de la Contraloría. 

 

3.Consulta al Mercado Bases Tipo Desarrollo de Software. 

Adicionalmente durante el mes de enero se publicó en el portal de compras públicas una consulta al mercado para las Bases Tipo del Servicio de Desarrollo de Software y mantención de sistemas informáticos. 

Este proceso, que se encuentra disponible hasta el 15 de febrero de 2022 considera la solicitud de información mediante un formulario que principalmente consulta a la industria sobre las mejoras que visualiza respecto a los criterios de evaluación, marco de ejecución contractual, y forma de adquisición de este tipo de servicios. 

 

Por otro lado, se publica una propuesta de Bases Administrativas Tipo, dentro de las cuales se definen los servicios de anteproyecto, proyecto y sistema informático. Estos servicios serían evaluados mediante criterios como: Experiencia en proyectos similares, certificaciones, garantía del software, perfiles con certificación, entre otros. 

 

4.Se extiende vigencia de CM de Emergencia. 

 

Finalmente, también se informó la extensión de la vigencia correspondiente al Convenio Marco 2239-8-LR19 para la adquisición de productos y servicios para Emergencias, contingencias y prevención para la protección civil.  

De esta forma, si bien el actual CM tenía una vigencia original de 24 meses, este se encontrará disponible hasta el 30 de marzo de 2022, considerando productos tales como: viviendas de emergencia, raciones y kit de alimentación, artículos de higiene personal y aseo, entre otros.