Los pisos vinílicos ganan terreno en la construcción con nuevos productos y opciones. 

Aunque a simple vista parecen de madera, piedra o cerámica, los pisos vinílicos tienen muchas ventajas sobre los materiales tradicionales. Por eso son cada vez más usados en construcción. ¿Los principales beneficios? Fáciles de instalar, resistentes al agua y muy convenientes en relación precio/calidad. 

Dib Flooring es especialista en pisos vinílicos y ofrece una completa gama de productos para el mercado residencial y profesional. 

Los pisos vinílicos pueden ser en palmetas o en rollos y hay calidades para todo tipo de uso.  Son una opción eficiente, durable y con muchas ventajas sobre los pisos tradicionales. Estas son las principales. 

  • Resistentes al agua. Los pisos vinílicos son 100% resistentes a la humedad. Se pueden instalar incluso en baños y cocinas. 
  • Fáciles de instalar. Son fáciles de instalar: sin obra, sin ruido y sin ensuciar. Se pueden colocar sobre los pisos existentes y cortar con un cuchillo cartonero. Esta característica es muy apreciada, especialmente en renovaciones, que se pueden hacer más rápido y sin generar complicaciones con la obra. 
  • Fáciles de mantener. Son simples y baratos de mantener. Se limpian muy fácil con un paño húmedo. No necesitan productos especiales, ceras o máquinas para estar siempre impecables. 
  • Suaves y confortables. Los pisos vinílicos son cálidos y confortables. Son cómodos para caminar y suaves para eventuales golpes o caídas.  
  • Antideslizantes. Tienen propiedades antideslizantes que los hacen muy seguros. 
  • Resistentes y durables. Tienen una capa protectora sobre la superficie que los hace muy resistentes. La protección también funciona como anti manchas. Las capas protectoras tienen distintos espesores de acuerdo al tipo de uso. 
  • Mejor acústica. Son pisos muy silenciosos ya que el vinilo absorbe muy bien los ruidos del ambiente. 
  • Variedad de diseños. La tecnología permite hacer cualquier tipo de diseño: maderas, porcelanatos, cerámicas, mármol, cemento o diseños infantiles. 
  • Testeados. Los pisos vinílicos son testeados y calificados por organismos independientes y de acuerdo a normas de los mercados más exigentes de Europa y Estados Unidos.

Formatos 

Aunque los pisos vinílicos siguen evolucionando, formatos más utilizados son: 

  • Pisos en Rollo:  Es uno de los productos más usados por su eficiencia de costo y facilidad para instalar. El producto más común es un rollo de 60 m2. (2 m de ancho por 30 m de largo). El espesor varía entre 2 y 3 mm y la variedad de diseños es infinita. 
  • Palmetas LVT: Son palmetas flexibles. LVT significa Luxury Vinyl Tile o Palmeta Vinílica de Lujo. En general son con diseño de madera y se instalan con adhesivo. Pueden instalarse sobre cualquier superficie bien nivelada, incluso sobre pisos existentes. 
  • Palmetas SPC: Palmetas rígidas con sistema de encastre click. SPS significa Stone and Plastic Composite o Compuesto de Piedra y Plástico. Son una mezcla de PVC y polvo de piedras, que le da la rigidez. Se instalan sin necesidad de adhesivos gracias a su sistema click. 

¿Cómo elegir el piso vinílico? 

Dib Flooring ofrece opciones en diferentes formatos y calidades que se adaptan a todo tipo de uso. Pero, al momento de elegir el piso vinílico ideal, hay que tener en cuenta no sólo el diseño sino la intensidad de uso y el lugar de instalación. 

Hay pisos aptos para uso residencial, comercial o industrial. El dato clave a tener en cuenta es la “capa protectora” o “capa de uso” (wear layer en inglés). Este número generalmente varía entre 0,10 y 0,60 mm. Cuanto mayor sea la “capa protectora” mayor será la resistencia al uso. 

Otro tema muy importante es lugar de instalación. Una de las grandes ventajas de los pisos vinílicos es que se pueden instalar sobre casi cualquier superficie, siempre que esté nivelada y limpia. De acuerdo al tipo de suelo y las dimensiones se podrá decidir por un producto en rollo, una palmeta SPC encastrable o una palmeta LVT para fijar con adhesivo.