Avance tecnológico comenzará a funcionar en el país y dará a conocer la probabilidad de cáncer al pulmón, cuya detección en etapa temprana podría llegar a salvar las vidas de 7.881 personas que son diagnosticadas con este tipo de cáncer al año en Chile. 

Ser un fumador activo por varios años es el principal factor de riesgo de cáncer pulmonar. Este peligro aumenta con el consumo diario de cigarrillos durante muchos años –aunque sea poca cantidad– o el tiempo que ha transcurrido desde que se ha dejado de fumar. El cáncer pulmonar es una enfermedad silenciosa que no da síntomas tempranos y más de la mitad de los casos se detecta en etapas muy avanzadas.  

La calculadora del Índice de Consumo de Tabaco utiliza como base los paquetes fumados al año (1 paquete = 20 cigarros) y la puede usar todo aquel que considere que está en riesgo. La ecuación es simple: se divide el número de cigarrillos al día en 20 y este resultado se multiplica por el número de años en que se ha fumado. El resultado será el número de paquetes año; si éste supera los 30, entonces el paciente es candidato para participar en el programa.  

“El daño producido por el tabaco es acumulativo y se mantiene hasta por 15 años, aunque se deje de fumar. Es por eso que los grandes fumadores mantienen elevado el riesgo de presentar cáncer y se deben mantener en control por al menos 15 años tras abandonar el tabaco”, puntualiza el doctor Patricio Salas, cirujano de tórax de Red de Salud UC CHRISTUS.  

De acuerdo a la Última Encuesta Nacional de Salud, en nuestro país el 33,3%% de la población mayor de 15 años es fumadoraCifras escalofriantes pensando que el tabaquismo cobra la vida de 45 chilenos diariamente. Sin ir más lejos, de continuar la tendencia actual, se espera que el número de muertes atribuible a enfermedades por consumo de cigarrillos para 2025, alcance los 10 millones de personas por año en el mundo. 

“Cuando el cáncer pulmonar comienza a dar síntomas como tos persistente, tos con sangre, disfonía, ruido al respirar, voz ronca o dificultad para respirar, suele estar en una etapa avanzada, lo que hace más difícil el tratamiento y disminuye las expectativas de sobrevida. La calculadora permite dirigir el programa a la población de mayor riesgo, que son principalmente personas entre 55 y 75 años, que han fumado 30 paquetes año en forma activa o que lo hayan dejado hace menos de 15 años y presenten un estado de salud relativamente estable para tolerar el tratamiento”, sentenció el Dr. Salas.