Las investigaciones en reconocimiento del iris contribuirán en la prevención de fraudes y en la identificación remota, además de otros beneficios. 

La empresa de tecnología TOC Biometrics suma un nuevo hito en sus diez años de historia con la apertura de su Centro I+D, basado en Santiago de Chile y enfocado en el desarrollo de soluciones biométricas para Latinoamérica. 

Uno de los proyectos principales que se desarrollarán en este espacio es el Sistema de Medición Automático de Aptitud Laboral usando imágenes infrarrojas de iris, el que está liderado por el doctor en ingeniería eléctrica, procesamiento de imágenes e inteligencia computacional de la Universidad de Chile, Juan Tapia, quien se destaca como director de desarrollo de investigación de TOC Biometrics y quien ha dedicado su carrera en torno al estudio y avance de la biometría. 

Este Centro I+D está integrado por un equipo de profesionales de primer nivel con experiencia en el desarrollo de tecnologías disruptivas. Desde este lugar estaremos dedicados a mostrar cómo las soluciones de verificación de identidad biométrica pueden aplicarse en nuevos contextos y formatos. Hoy estamos investigando la biometría desde el iris, cuyos resultados podrían determinar cambios relevantes en la seguridad, eficiencia y continuidad operacional de distintas industrias”, destacó el Ph.D. 

El CEO de TOC Biometrics, Ricardo Navarro comenta: “nos propusimos crear un espacio para la divulgación científica. Trabajamos con herramientas tecnológicas que están produciendo nuevos paradigmas en la sociedad y en todos sus sectores productivos y áreas de negocio. En Latinoamérica hay pocos espacios dedicados a este ámbito, en particular desde la investigación. Nuestra región tiene muchos talentos, cuyas innovaciones pueden fijar nuevos parámetros y posibilidades dentro de la biometría mundial”. 

El Centro I+D de TOC Biometrics comenzó sus actividades con el proyecto de Sistema de Medición Automático de Aptitud Laboral usando imágenes infrarrojas de iris, que tiene como objetivo desarrollar un sistema automático para predecir la capacidad profesional de los trabajadores en función de la detección de la fatiga (producto de falta desueño), consumo de alcohol y drogas. Sus principales ventajas competitivas con los productos ya existentes son la facultad de medir la aptitud laboral de forma pro-activa (antes de empezarla jornada laboral) e identificar junto con la aptitud laboral, la identidad de lapersona. Eliminando riesgos de suplantación o alteración de los resultados. 

Biometría del iris, La tendencia tecnológica del futuro 

En el Centro I+D de TOC Biometrics se está trabajando para conseguir dos herramientas basadas en el reconocimiento del iris: 

1.- Diseñar un sistema de identificación y/o verificación usando la información periocular del ojo, mediante las imágenes capturadas por la cámara de un dispositivo móvil, que en un futuro cercano ayudará a realizar compras bancarias, retail, salud, entre otros. TOC Biometrics busca sumar esta herramienta a su catálogo de productos de identificación y verificación. 

2.- Mediante la utilización de sensores infrarrojos se busca determinar la actitud laboral de las personas. Así, se espera predecir quién esté bajo los efectos del alcohol, drogas o fatiga laboral, lo cual disminuye el estado de alerta de los trabajadores, indicando si se encuentra apto o no para iniciar su jornada laboral. De esta manera, se podrá controlar en el ingreso al turno profesional de acuerdo con las exigencias Legales vigentes. La minería, transporte y salud serán los principales rubros que podrán verse beneficiados con esta tecnología y reducir sus accidentes laborales, cuidar a los trabajadores, además de lograr ser más eficientes en sus operaciones. 

La country Manager de TOC Biometrics Argentina, Marlene Krieg, destacó la relevancia de este tipo de soluciones: “el coronavirus vino a acelerar y cambiar todo. Los productos basados en sensores de huella con contacto ya no ofrecen la misma garantía de uso. Hoy el uso deBiometría facial y muy pronto el uso de iris se veránpotenciados. A medida que se vayan creando tecnologías basadas en el iris, se crearán nuevas aplicaciones. Por otro lado, se irán reemplazando o combinando las ya existentes. Por ejemplo, creo que el uso de la huella con un sensor tradicional deberá migrar al uso de sensores sin contacto para seguir en el mercado”. 

Fuente: revistaDigital