Las empresas incorporaron cargos que velan por sus datos ¿cómo debe enfrentarlo el mundo público?

 

La tecnología ha ido evolucionando y actualmente estamos insertos en la revolución industrial 4.0, la cual consiste en sistemas con inteligencia artificial, Big Data, interconectividad de plataformas digitales, entre otros conceptos que están cambiando la ideología en las industrias.

El cambio constante de la tecnología ha ocasionado la necesidad de contar con un ciberespacio libre, abierto, seguro y resiliente. Por esta razón, en el sector público se elaboró una estrategia de ciberseguridad: Política Nacional de Ciberseguridad lanzada en 2017.

Con respecto al tema el ex encargado de Gobierno Digital Juan Cristóbal Palma, señaló que a esta política de ciberseguridad se han sumado instituciones claves, tales como los Ministerios de Defensa, Interior, SEGPRES, junto con el Senado y la Cámara de Diputados, trabajando de manera conjunta y de manera coordinada. Para que funcione la coordinación es clave, ya que “ha dado resultados de primer nivel”.

 

 

Por su parte, el sector privado, ha tenido un cambio de comportamiento aumentando los estándares de ciberseguridad y según el experto, cada vez son más las empresas que cuentan con áreas de seguridad con presupuesto acorde a sus necesidades, cuyo Gerente de Seguridad (CSO, Chief Security Officer) le reporta directamente a las máximas autoridades y Directorios.

A pesar de todos los esfuerzos en materia de seguridad tecnológica, existe un consenso en que la actual legislación no es suficiente y para ello, Palma, señaló que “es necesario continuar con los esfuerzos de coordinación que permitan contar no sólo con normas y estándares que nos ayuden a saber qué hacer frente a los problemas actuales, sino también que permita generar instancias de trabajo que para responder rápidamente a las contingencias.