El Ecommerce no sólo está impactando a nivel mundial en las ya clásicas categorías, como viajes, turismo o bienes durables, sino que cada vez toma más importancia en industrias como los servicios financieros, moda e incluso en el mundo de los alimentos.

Cuando se pensaba que nadie compraría zapatos o un pantalón por Internet, hoy vemos todo lo contrario con las cifras oficiales que entrega la Cámara de Comercio de Santiago (CCS).  Lo mismo ocurre con la industria de servicios financieros, que se ubica en segundo lugar en el volumen de ventas dado el gran crecimiento que tuvo el año 2018 en nuestro país. Por ejemplo, una serie de seguros como SOAP ya casi no se compran en un formato diferente al digital 

En la misma líneala consultora internacional Bain & Company, brindó un informe que concluyó que una de cada cinco ventas se realiza de forma online, un crecimiento promedio del 20% desde 2015 hasta lo que se lleva del 2019. 

“En 2013 sólo el 3% de las personas compraban vestuario de moda en Chile, hoy esa cifra representa el 18%. Estamos hablando de casi un 20% en un periodo muy corto de tiempo”, indicó Marcial Rapela, director de la consultora Internacional Bain & Company, en el diario El Mercurio. 

 De hecho, Las estimaciones son muy positivas para esta modalidad de compra, según el sondeo en los próximos 5 años, el tema de moda online va a crecer entre 20% y 30% por año. Ítem relevante en los consumidores. Este año, el 44% de las personas que adquirieron un producto por internet escogió vestuario. En cambio, en 2013, la cifra se ubicaba más abajo en el 31%. 

 Dentro de todas las industrias que se encuentran en esta modalidadel mercado de los alimentos se ha visto muy beneficiado con el comercio electrónico. Todo lo que tiene que ver con los alimentos, ya sea de supermercados como de comidas preparadas, son una de las industrias que más se desarrollaron el año pasado, según cifras oficiales de la CCS, expandiéndose a tasas del 127% y que promete seguir creciendo con fuerza gracias a las aplicaciones como Cornershop, Pedidos Ya, UberEats y Rappi, que son cada vez más populares.  

 El veloz desarrollo de esta categoría se debe a que dentro de los principales drivers de compra online se encuentran las promociones, ahorro en tiempo y comodidad. Si sumamos todos los aspectos ligados a la comodidad y tiempo de entrega, se llega al 51% de las motivaciones para hacer este tipo de compras. Es decir, para qué vamos a ir al supermercado después del trabajo si podemos hacer un pedido desde el metro camino a casa o bien, disfrutar de un día lluvioso en casa comiendo un antojo a muy buen precio. Quizá la escasez del tiempo, uno de los recursos más valorados por estos días, sea la mejor oportunidad de negocio para estas marcas”, explica Ariel Jeria, Gerente General de Rompecabeza Digital y académico de la U. Finis Terrae.