Una de las actividades básicas de internet es la búsqueda: buscamos lo que queremos conocer, buscamos lo que deseamos saber hacer, buscamos lo que queremos comprar o leer o en lo que queremos entretenernos. Si bien Google es el rey de los buscadores, existen muchos otros motores de búsqueda que nos pueden ayudar a encontrar lo que queremos incluyendo a Ecosia. 

 Ecosia: el buscador que emplea sus ingresos para plantar árboles 

El motor de búsqueda Ecosia tiene su sede en Berlín, Alemania, y a pesar de que cuenta con un pequeño equipo de alrededor de 28 miembros se ha logrado hacerse un hueco en un sector dominado de manera global por Google: actualmente Ecosia cuenta con 7 millones de usuarios activos que realizan más de 520.000 búsquedas al día. 

 En general, Ecosia funciona como cualquier otro motor de búsqueda: los usuarios ingresan en su sitio web (o añaden una extensión en su navegador para hacerlo predeterminado), capturan en el recuadro su búsqueda y acceden a la página con los resultados de su interés. 

 Sin embargo, su gran diferenciador es que apuesta por la sostenibilidad, ya que dona aproximadamente el 80% de sus ingresos a diferentes organizaciones relacionadas con la plantación de árboles sin ánimo de lucro alrededor del mundo, y hasta ahora ha logrado plantar más de 77,000,000 árboles. 

 ¿De dónde sacan esos ingresos? Bueno, al igual que Google, Ecosia muestra en los primeros resultados anuncios de páginas relevantes  pero etiquetadas como publicidad de la que obtienen el dinero para operar y donar a estas fundaciones. Y para que sepas con exactitud a dónde van sus ingresos, publican de forma mensual un informe financiero. 

 Además de su donación a diferentes organizaciones para plantar árboles, Ecosia también utiliza energía 100% renovable: comenzó a construir sus propias plantas solares en 2018 y desde entonces, la compañía ha agregado suficiente energía limpia a la red para alimentar todas sus búsquedas. 

 Tratando de hacerse un lugar frente al poder de Google 

Claro que es difícil para muchos otros motores de búsqueda, como DuckDuckGo y el mismo Ecosia, hacerse un espacio ante el enorme poder de Google. Pero a pesar de ello la compañía sigue en su lucha por continuar con su servicio. 

 De hecho, hace poco Ecosia rechazó la oferta de Google de formar parte de las opciones de selección de buscador predeterminado en Android, un servicio que Google se vio obligado a ofrecer a los usuarios como parte de un acuerdo con la Comisión Europea. Como recordarás, el año pasado el regulador europeo impuso una multa a Google por 4.340 millones de euros por obligar a los fabricantes y operadores móviles a instalar de forma predeterminada sus servicios, entre ellos el navegador. 

 Además de la multa, Google decidió informar que las partes interesadas podrían enviar una oferta para acceder a una pantalla de elección de buscador, que se mostrará cuando los usuarios encendieran sus nuevos dispositivos móviles Android, como una forma de evitar las acusaciones de actividades monopólicas y de obligar a los usuarios de su sistema operativo a utilizar su motor de búsqueda de forma predeterminada. 

 Sin embargo, este acceso no estaría garantizado, ya que solo se muestran tres motores de búsqueda por país: los buscadores tendrán que ganar una subasta que les dará este acceso durante un año. Ecosia ha descrito este proceso como poco ético, y pidió a Google que, en su lugar, permitiera a los usuarios elegir libremente un motor de búsqueda en lugar de subastar el acceso al mejor postor. 

 El CEO de Ecosia, Christian Kroll, comentó al respecto: “Estamos profundamente decepcionados de que Google haya decidido explotar su posición dominante en el mercado de esta manera. En lugar de dar un acceso amplio y justo, Google ha elegido dar a la discriminación una forma diferente y hacer que todos, excepto ellos mismos, paguen, lo cual no es algo que podamos aceptar”. 

 Usamos nuestros ingresos para plantar árboles en áreas afectadas por la deforestación o la desertificación, no para entrar en guerras de licitación costosas e innecesarias con otros motores de búsqueda. Discutiremos nuestras opciones con la Comisión Europea. Debería depender de los usuarios el motor de búsqueda que quieran usar, y no depender de Google en absoluto”. 

 Un buscador que protege la privacidad de usuario 

 Mientras continúa su camino tratando de ganar usuarios, Ecosia se preocupa por la seguridad de los datos de usuario ya que no crea perfiles personales basándose en el historial de búsquedas, y cada semana se eliminan los datos del historial. Una preocupación por la privacidad que comparte con otro de los outsiders del sector de los buscadores, DuckDuckGo. 

 Además de que no proporciona la información personal ni datos de búsquedas a terceros, ni siquiera para vender más publicidad, Ecosia asegura que protege sus búsquedas de potenciales espías con un cifrado seguro, y solo recopila una pequeña cantidad de datos, opción que puedes desactivar con el botón de “no seguimiento” en la configuración de tu navegador, y además de contribuir a mejorar el medio ambiente con cada búsqueda, estarás seguro de que tu información seguirá siendo privada.