Cada vez más emprendimientos y startups pasan con sus proyectos a cubrir necesidades de una población ansiosa por tener a su mano soluciones para problemas concretos. Esto se ve también en el área de salud, con infinitud de nuevas empresas que surgen a diario. 

Esta movida de emprendedores se ve también en el denominad ámbito de las Femtechs, con soluciones para el usuario femenino y sus particulares problemáticas 

Es uno de los sectores en auge y supone el servicio de la tecnología a disposición de problemas que atañen de manera principal a las mujeres. Lo curioso es que está procurando grandes éxitos emprendedores a quienes se atreven con él, en la mayoría de los casos también mujeres. Según la compañía estadounidense de salud digital Hitlab, actualmente hay más de 200 startups femtech en todo el mundo, muchas de las cuales han sido fundadas y son dirigidas por mujeres. 

Un primer ejemplo lo encontramos en Helena Torras, CEO y cofundadora de B-wom. La solución lanzada al mercado se presenta como un coach digital para la salud de la mujer a la que acompañan con planes de cuidados personalizados para prevenir o revertir síntomas y mejorar el bienestar físico y emocional. Abordan muchos de los temas considerados tabú o íntimos y proponen planes y rutinas para prevenir, por ejemplo, la incontinencia urinaria, el cáncer de mama o incrementar el placer sexual. De esta forma, la startup quiere “empoderar a las mujeres para que tomen el control de su propia salud y bienestar” ofreciendo las herramientas -y el apoyo- para que puedan generar hábitos de prevención y autocuidado de su salud y “así crear un impacto positivo en sus vidas”. 

B-wom, nacida en Barcelona, no ha pasado por ninguna aceleradora pero sí ha contado con el beneplácito de grandes inversores, preferentemente americanos, y con un préstamo participativo de Enisa. La empresa ha recibido también numerosos premios y nominaciones. 

 

La empresa, que como informaba esta semana Fontinoy, empezó la pandemia perdiendo usuarios, ha terminado aumentándolos hasta en un 17%. “Creemos que ha sido porque estamos en el lado de la salud y lo digital y como durante este tiempo los médicos no estaban disponibles mucha gente ha buscado apoyo en el online”. Bien sea por el argumento que facilita Fontinoy, bien porque los algoritmos que desarrollan son cada vez son más potentes como ayuda a la fertilidad, el caso es que Woom Fertility ha sido noticia en plena crisis por haber logrado cerrar una nueva ronda de inversión por valor de dos millones de euros. Con esta nueva inyección de capital, que ya suma unos cuatro millones de euros, la compañía seguirá enfocando sus esfuerzos en acompañar a la mujer a lo largo de su vida, desde el seguimiento de su ciclo, pasando por búsqueda de bebé, embarazo y post parto, hasta la menopausia. 

Antes que Woom Fertility había nacido en Berlín el proyecto de Ida Tin, CEO de Clue, una aplicación para el control de la menstruación que, además de predecir las fechas del siguiente periodo, indica cuáles son los días con mayor probabilidad para quedarse embarazada. La aplicación tiene más de 8 millones de usuarios de 180 países diferentes. La startup ha recaudado 10 millones de dólares de patrocinadores que incluyen Union Square Ventures y Mosaic Ventures. 

En la misma línea se han lanzado al mercado productos como Ava, un wearable en forma de pulsera clínicamente probada para identificar tanto el inicio como la finalización de la ventana fértil y conocer los cinco mejores días para intentar concebir un bebé. 

Para quienes padecen endometriosis 

En la endometriosis es donde ponen el foco las soluciones de Endodiag con las que pretenden “cambiar radicalmente la vida de millones de mujeres que padecen este problema” a través de un diagnóstico temprano y el manejo personalizado de la paciente. 

Ayuda a la fertilidad 

Otra startup que cuenta ya con prestigio tanto dentro como fuera de España es Woom Fertility. Consiste en una aplicación que ayuda a las mujeres a quedarse embarazadas, ya sea a través de una concepción natural o con ayuda profesional. Laurence Fontinoy, de origen belga, y Clelia Morales, hondureña, son las fundadoras de Woom Fertility, radicada en España. Ambas, con un perfil muy tecnológico, coincidieron trabajando en eBay, aunque Fontinoy seguiría luego desarrollando una brillante carrera en Google. 

La ambición desde el principio ha sido internacional “y nuestro modo de trabajar muy Lean”, dice Clelia. Tras lanzar producto en España, pronto se animaron a hacerlo también en el mercado Latinoamericano. 

La endometriosis es una patología que afecta al 10% de las mujeres en edad reproductiva y suele diagnosticarse con un retraso de entre 7 y 11 años desde que aparece. Endodiag desarrolla una prueba diagnóstica no invasiva y fiable basada en biomarcadores específicos de la enfermedad que circulan en la sangre. 

Dicha prueba permite a los médicos prevenir la progresión de la enfermedad y potencialmente salvaguardar la fertilidad. Cécile Real, CEO y cofundadora, ganó el premio Iniciativa de Mujeres Cartier y protagonizó en 2016 una charla TEDx sobre ‘La endometriosis-El misterio de Enfermedades de la Mujer’. 

Otra mujer que ha enriquecido de forma notable el panorama femtech es Tania Boler, CEO y fundadora de Elvie. Doctora en filosofía, ha creado una compañía de éxito internacional que vende dos productos: un entrenador de suelo pélvico para los ejercicios de Kegel y un extractor de leche manos libres, inalámbrico, portátil e indoloro. Un accesorio que la modelo argentina Valeria García lució en la London Fashion Week en 2018. De Elvie se dice que ha recaudado 45 millones de euros de inversión desde 2013. 

También LactApp es otra startup orientada a la lactancia materna fundada en España en 2016. Actualmente, es utilizada por una de cada cuatro madres lactantes en España, según la compañía. LactApp ayuda a las mujeres frente a los problemas que la lactancia materna puede causar, tales como grietas en los pezones y dolor en los senos, y responden a cualquier pregunta que tienen los usuarios. 

Fuente: Revistasaluddigital