La iniciativa equivale a tener un nuevo hospital virtual al lado de cada hospital físico, lo que permitirá potenciar la red de atención in situ.

Reducir las listas de espera, entregar mayor capacidad de resolución a los centros de atención primaria y modernizar el modelo de atención de salud, son los objetivos a los que apunta el proyecto Hospital Digital del Ministerio de Salud (Minsal). En términos generales, la iniciativa consiste en un proceso transformacional del sistema de salud pública, el cual se basa en distintos ejes estratégicos que incorporan la tecnología. Esto implica una revolución en la atención, la gestión y los procesos.

Está diseñado para apoyar el quehacer de la atención presencial, de manera que muchos de los procesos clínicos habituales se puedan ver facilitados mediante este hospital al que se podrá acceder de manera remota para entregar servicios directos a la gente y a los equipos de salud, informó el Minsal.

En otras palabras, la iniciativa equivale a tener un nuevo hospital virtual al lado de cada hospital físico. Con ello, se estima que el Hospital Digital alcanzará hasta 1,9 millones de atenciones anuales, lo que equivale casi cinco Barros Luco al año. De acuerdo con la información proporcionada por la cartera, algunos de los asuntos que contempla este nuevo modelo de atención de salud pública son:

  1. Proyecto inteligencia artificial DART: un software de inteligencia artificial que permite disminuir considerablemente el riesgo de ceguera, mediante el análisis automatizado de los exámenes que se realizan a la retina de los pacientes diabéticos. La tecnología, cuyo lanzamiento fue en mayo, permite aumentar la cantidad de exámenes realizados, rebajar el costo de los mismos, atender una mayor cantidad de pacientes diabéticos y mantener un registro con el historial de cada uno de ellos, además de informar la presencia de retinopatía diabética con un alto grado de certeza.
  2. Licencias médicas: se está extendiendo el uso de la licencia electrónica como única manera de agilizar la tramitación y pago, pero también como forma de terminar con las irregularidades y uso fraudulento permitido por el sistema manual. La licencia electrónica provee un sistema de datos inteligentes donde confluyen los distintos actores involucrados en el proceso, colaborando con ello en una mayor confiabilidad de la información y acortamiento de los tiempos del trámite.
  3. Receta médica electrónica: constituye una fuente de problemas que este proyecto pretende subsanar. Por una parte, la ilegibilidad del sistema manual ha producido numerosas confusiones perjudicando al paciente. La incorporación del soporte electrónico permitirá sustituir el papel paulatinamente, permitiendo además la atención a distancia y el desarrollo del hospital virtual.
  4. Telemedicina: las ventajas de la tecnología permitirán acercar a los habitantes del país democratizando así el acceso a la salud a todas las personas, especialmente a las que se encuentran en los lugares más alejados. Realizar atenciones en forma remota facilitará, además, la consulta de especialistas que de otro modo no son accesibles. Esta iniciativa permitirá un ahorro importante para los pacientes, una eficiente utilización de la infraestructura técnica y humana y un mejor acceso a diferentes servicios.
  5. Ficha clínica online: la información en salud es un insumo crítico para la adecuada toma de decisiones. Puesto que no basta con recoger los datos con una lógica retrospectiva y descriptiva, se debe incorporar el manejo de datos y herramientas para su explotación. La introducción de nuevas competencias a los equipos de trabajo permitirá transitar desde una dimensión descriptiva a una analítica.

En lo operacional, Hospital Digital sigue una lógica de “células”, un ecosistema de unidades integradas que operan coordinadas de acuerdo a demandas y capacidades de atención necesarias. Lo anterior, permite crecer en base a las necesidades reales de atención y agregar nuevas “células” de especialidad en forma continua.

Fuente: Minsal.

Con todo, el hospital en la nube atenderá sin restricciones geográficas, estará siempre disponible por su lógica de atención 24/7, para potenciar la red de atención física. Un salto necesario en tecnología para modernizar la salud pública.