Los precios de alimentos y bebidas no alcohólicas junto transporte retrocedieron, mientras que los de calzado y vestuario aumentaron.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) no anotó variación mensual en febrero, informó hoy el Instituto Nacional de Estadísticas (INE). El indicador acumula 0,2% en lo que va del año y un alza a doce meses (con respecto a la base referencial del índice) de 1,7%.

En el segundo mes del año, siete de las doce divisiones que conforman la canasta del IPC aportaron incidencias positivas en la variación mensual del índice y cinco presentaron incidencias negativas.

Alimentos y bebidas no alcohólicas junto con transporte fueron las divisiones con descensos en sus precios, cada una con -0,3% (-0,049 y -0,042 puntos porcentuales, respectivamente). Las restantes divisiones que influyeron negativamente contribuyeron con -0,037 pp. en conjunto.

Por otra parte, vestuario y calzado fue la división que presentó alzas con 2,5% (0,084 pp.) Las restantes divisiones con incidencias positivas acumularon 0,089 pp.

Según el reporte de Itaú Análisis Económico, el dato de inflación de febrero estuvo por debajo de las expectativas, reafirmando la baja presión inflacionaria.

“Si bien vemos un repunte gradual de la inflación a medida que avanza el año, los resultados de los cambios metodológicos nos han llevado a revisar nuestro pronóstico de fin de año a 2,6% (3,0% anteriormente). El mensaje del Banco Central ha sido que las expectativas de inflación a corto plazo se han reducido, pero la perspectiva de mediano plazo se mantiene prácticamente sin cambios en 3%. Por lo tanto, esperamos que el próximo IPoM enfatice que la probabilidad de movimientos de tasas en el corto plazo es baja”, precisaron.