La Exportación de Servicios ha ido en aumento, en conjunto con la 4ª Revolución Industrial, debido al desarrollo tecnológico y conectividad que existe actualmente entre países. Se espera que para este año, esta industria crezca un 10% y vaya en aumento en el futuro. Información de Mercados habló con el secretario ejecutivo del Centro de Comercio Internacional de Servicios de la  Cámara de Comercio de Santiago (CCS), Joaquín Piña, quien explica en detalle esta nueva oportunidad de desarrollo para el país.

¿Cuáles son las oportunidades de negocio que abre la Exportación de servicios?

Las oportunidades de negocios en el exterior son variadas para cualquier empresa de servicios y estas dependen de las particularidades del sector a que pertenecen. Por ejemplo, para una empresa de videojuegos el mercado objetivo es el internacional y no el nacional, por lo tanto, las oportunidades que brinda la exportación de servicios son altísimas. Situación similar ocurre para el área de las tecnologías de la información en que la empresa nace globalizada debido a que las mayores oportunidades están fuera de las fronteras.

En otros sectores de servicios más tradicionales como la ingeniería en que el mercado local es muy relevante y se vincula estrechamente a la cartera de proyectos de inversiones, el potencial en el exterior se sustenta en la calidad y expertise de los ingenieros chilenos y los proveedores de estos servicios visualizan con mayor nitidez estas posibilidades cuando la actividad está deprimida en el plano interno.

¿A qué se debe el aumento de la Exportación de Servicios?

Las exportaciones de servicios han crecido en forma espontánea en los últimos años y los factores que lo explican son variados: En primer lugar, el significativo peso que tienen los servicios en nuestra economía, aunque tendemos a pensar que la economía chilena es básicamente extractiva, lo cierto es que más del 70% de la actividad económica interna corresponde a servicios.  En segundo lugar, mano de obra calificada competitiva y con prestigio internacional en varios sectores. Empresas nacionales se desempeñan en un ambiente desregulado y competitivo lo que facilita su inserción en los mercados globales y la necesidad de crecer les obliga a buscar clientes en el exterior, entre otros.

¿En cuánto aumentó el año pasado?

Nosotros esperamos que la cifra del 2017 se situé en los US$ 10.500 millones, lo que representaría un 10% de crecimiento respecto al año anterior.

¿Cómo se prevé esta industria para el 2018?

Nuestras expectativas para el presente año y los siguientes es que el sector intangible va a ir consolidando su presencia internacional.  Cada vez más sectores ven con buenos ojos salir a explorar mercados en el exterior y nuestra institucionalidad está implementando políticas concretas para impulsar esta actividad altamente beneficiosa para el desarrollo económico del país.

¿Cómo se pretende potenciar la Exportación de Servicios para los próximos años?

Esta actividad se pretende potenciar con mayor promoción internacional de nuestra oferta exportable a fin de que los servicios nacionales puedan ser cada vez más conocidos en el exterior. Así también, facilitar estos envíos eliminando obstáculos regulatorios y difundiendo conocimiento técnico en las empresas a fin de que éstas optimicen sus procesos debido a que la normativa que regula la exportación de intangibles es radicalmente distinta a la que rige la exportación de bienes físicos.

¿Al potenciar este mercado, se espera que más empresas abran esta área de negocios?

Sin duda, eso es lo que esperamos en la CCS, que más empresas  y sectores puedan interesarse por participar en los mercados  externos. Tal como anteriormente lo hicieron con éxito el sector de los vinos, el frutícola, ahora es el turno de la ingeniería, arquitectura, tecnología de la información, audiovisual, videojuegos, entre otros, todos ellos con alto potencial de escalamiento internacional.