Diseñan robots con la capacidad de reconocer elementos que les permitan acercarse hasta la puerta de lugar de entrega  

 Investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por su siglas en inglés) han desarrollado un nuevo método de navegación para robots que podría ser muy útil para la gama de empresas que trabajan en la entrega autónoma. En resumen, el equipo ha resuelto cómo un robot puede determinar la ubicación de una puerta de entrada, sin que se le proporcione un mapa específico por adelantado. 

 Hoy en día, la mayoría de los robots de entrega autónomos, sólo se encuentran con el cliente en la acera. Ante esto, el MIT News señala que debido a la dificultad de mapear un vecindario completo con el nivel de especificidad requerido para hacer una entrega verdadera en la puerta de entrada, nacional o globalmente, se propusieron idear un método de navegación que permita al robot procesar sobre la marcha señales de su entorno para descubrir la ubicación de la puerta de entrada. 

 Esta es una variación de lo que quizás se haya escuchado antes como SLAM, o localización y mapeo simultáneos. El giro innovador del equipo del MIT en este enfoque es que, en lugar de un mapa semántico, en el que el robot sólo identifica objetos en su entorno y los etiqueta; idearon un mapeo que utiliza datos a partir de mapas de entrenamiento y códigos de color de los alrededores, que terminan en un escaneo de calor en el que se puede determinar qué partes tienen más probabilidades de estar cerca de una “puerta principal” y cuáles no, e inmediatamente trazar el camino más eficiente hacia la puerta en función de esa información. 

 De acuerdo con TechCrunch, portal especializado en tecnología, esta es una versión mucho más simplificada de lo que hacemos cuando nos encontramos con nuevos entornos que nunca antes habíamos visto directamente. “Sabes lo que probablemente sea la puerta de entrada de una casa que nunca has visto con solo mirarla, pero lo sabes porque esencialmente lo estás comparando con tu memoria de casas pasadas y cómo se han establecido esas propiedades, incluso si estás haciendo todo eso sin siquiera pensarlo”, reseña el medio. 

 Ahora, dentro de esta entrega, los especialistas señalan que aunque el reparto autónomo es solo un caso de uso para este tipo de mapeo inteligente, “es un buen inicio” para evaluar su aplicación comercial real.