Ayer, en la Bolsa de Metales de Londres (BML), se vio el retroceso de 0,3% que experimentó el valor del cobre. El insumo se tranzó en US$ 2,687 la libra, acumulando en el mes pasado (julio) una merma de 0,8%. Todo esto a causa de las expectativas de los inversionistas han estado puestas en la nueva ronda de tratativas comerciales entre China y Estados Unidos.

La ansiada reunión entre los mandatarios de las principales potencias del mundo, no dejó indiferente a nadie. De hecho, esta semana en Shangai generó un moderado optimismo, el que además se vio truncado por nuevas amenazas del presidente Donald Trump, quien indicó que las condiciones para zanjar la disputa con el gigante asiático serán menos favorables para Pekín de ser reelegido como Mandatario en la potencia del norte en 2020. Como sea, autoridades de China calificaron como “constructiva” las conversaciones desarrolladas ayer y hoy en Shangai, por más que no se obtuvieron avances sustantivos en materias sensibles.

En definitiva, el metal rojo observa un precio promedio de US$ 2,780 la libra en lo que va del año con una disminución de 10,1%. Los inventarios en la plaza londinense, en tanto, se contrajeron en un 0,7% esta sesión totalizando 290.500 toneladas métricas.