Esta nueva aplicación será compatible con Skype Business y Microsoft Team Rooms 

 Como lo hacía días atrás Google, hoy es Microsoft quien lanza una serie de mejoras en su plataforma, entre software y hardware, para continuar con su línea de vanguardia, competitividad e innovación. 

 Uno de las mejoras tecnológicas que propone el gigante de la computación está en un nuevo servicio para la administración de salas de reuniones. Desde 50 dólares, Microsoft dispondrá los espacios de reuniones con todo el equipo y los softwares necesarios para el desarrollo de una reunión corporativa. 

 Las salas de reuniones administradas (Managed Meeting Rooms) -como la compañía llama al servicio- aún no se encuentran disponibles al público, pero antes del anuncio de esta semana, Microsoft ya había trabajado a modo de prueba con más de 100 clientes en más de 1.500 salas de reuniones. 

 Brad Anderson, vicepresidente corporativo de Microsoft, aseguró que el equipo desarrollador “Teams”, encargado de esta nueva forma de trabajo, dedicó muchas horas “en optimizar el software y facilitar las reuniones que estuvieran basadas en video y audio”. 

 “Cuando piensas por un minuto en una habitación de este estilo, te das cuenta que hay un montón de hardwares en ella, además del software que está operando los equipos. Hay un dispositivo en la mesa, tienes pantallas, micrófonos, cámaras, proyectores, todo el cableado”, dijo Anderson. “Y para que una reunión sea perfecta y excelente, todo ese hardware también debe ser funcional. Entonces, lo que hemos hecho con la solución de las salas de reuniones administradas es que hemos optimizado todo el hardware” para un mejor uso y aplicación del usuario. 

 También, gracias a la compatibilidad con Microsoft Team Rooms y Skype Business, Microsoft además podrá ayudar a las empresas a seleccionar las herramientas adecuadas para establecer su sala de reuniones.  

 Dicho esto, la compañía podrá monitorear todo a través de un servicio en la nube y asegurarse de que los sistemas estén en funcionamiento. “Cuando hay problemas, al menos problemas que se pueden solucionar de forma remota, el equipo también puede solucionarlos para que la reunión comience a tiempo”, señala el ejecutivo. 

 “Muy pocas organizaciones tienen salas con el suficiente manejo de las reuniones”, explicó Anderson. “Por lo tanto, es una de esas cosas en las que las organizaciones tienen que tomar una decisión: ¿voy y trato de desarrollar la experiencia cuando parece que Microsoft tiene una solución, que en realidad es muy asequible? ”.