La consultora de mercados Gartner predice que para el año 2022, más del 75 % de las empresas de todo el mundo estarán ejecutando aplicaciones containerizadas en entornos de producción, lo que representa un importante incremento desde el porcentaje de 2020, inferior al 30 %. 

A medida que las organizaciones llevan cada vez más aplicaciones de misión crítica a sus plataformas Kubernetes -para aprovechar la escalabilidad, la seguridad y la portabilidad que aporta a todas las aplicaciones- encuentran también limitaciones de diverso origen, que pueden llegar a incidir negativamente en sus procesos de transformación digital. 

Estudios globales realizados por Red Hat este año advierten que la falta de profesionales especializados es la principal barrera para la transformación digital, particularmente en América Latina, donde esta situación afecta al 31 % de las empresas y organizaciones. En un mercado cuya demanda de talento técnico no llega a cubrirse, es mejor concentrar los equipos de trabajo en desarrollar aplicaciones que generen ingresos a su organización. Esa es la esencia de los servicios de nube de Red Hat, optimizar los recursos, hacer el recorrido de manera más rápida, segura y vivir una experiencia diferente. 

Desde las telecomunicaciones a la agroindustria, todo tipo de empresas han sido testigos del éxito de Kubernetes a través de OpenShift, y buscan obtener resultados similares; sin embargo, no desean invertir en los costos operativos de administrar y mantener una plataforma de Kubernetes. Por eso, durante el próximo año -y los que vendrán- observaremos un crecimiento importante en el uso de los servicios gestionados en la nube, que forman parte del portafolio de Red Hat.[Salto de ajuste de texto] 

Una infraestructura multicloud o multinube consta de varios servicios en nubes públicas y o privadas de orígenes diversos y que no están interconectadas entre sí, como ocurre en el modelo de nube híbrida. Ambos modelos tienen características y ventajas únicas; una multinube significa que las empresas pueden crear entornos que se adapten a sus necesidades comerciales específicas, y reducir los riesgos asociados con depender de un solo proveedor. 

A medida que las arquitecturas en la nube se convierten en el estándar para el despliegue de aplicaciones empresariales, es probable que comencemos a ver una combinación de nubes híbridas y multinube; lo que podríamos llamar modelo multicloud híbrido. Aquí es donde las tecnologías de nube abierta entran a jugar un rol central en la estrategia de TI. 

Dada su incomparable capacidad para interactuar con las más diversas tecnologías propietarias, el código abierto empresarial es la clave para desbloquear el potencial revolucionario del modelo multinube. Al incorporar múltiples proveedores y tipos de hardware, ubicaciones, dispositivos, desarrolladores, servicios y modelos de facturación, una multinube híbrida y abierta permite a los desarrolladores innovar en todo el mundo, en el borde, con IA, a escala y de manera confiable. 

Red Hat Cloud Services está pensado para crear e implementar aplicaciones comerciales estratégicas, ofreciendo servicios gestionados de plataforma en la nube junto con hosting y administración de aplicaciones. A diferencia de servicios puntuales ofrecidos por muchos proveedores, los servicios de Red Hat brindan una plataforma completa, al trabajar con los principales proveedores de nube, como Microsoft, AWS, o IBM, entre otros. 

Desde nuestros primeros pasos hace más de 25 años con el sistema operativo Red Hat Enterprise Linux hasta hoy con los servicios de nube, nuestra posición ha sido siempre la misma: las organizaciones deberían enfocarse en destinar su tiempo al desarrollo de aplicaciones que aporten valor a sus operaciones, y no al mantenimiento de la infraestructura de TI. 

https://www.redhat.com/en/blog/how-do-hybrid-and-multicloud-approaches-differ 

Una arquitectura de nube híbrida combina dos o más entornos de nube pública o privada, donde las diferentes nubes están separadas pero conectadas. Esto significa que una empresa puede ejecutar algunas cargas de trabajo en la nube privada, otras en la nube pública, extraer recursos de cualquiera de ellas y usar las nubes de manera intercambiable. 

Una multicloud consta de varios servicios en la nube, públicos o privados, de varios proveedores de nube que no están interconectados. 

https://www.redhat.com/en/blog/red-hat-global-customer-tech-outlook-2022-hybrid-and-multicloud-strategies-lead-way-funding-priorities-hold-steady 

La nube híbrida sigue siendo la estrategia de nube líder entre los encuestados, aumentando tres puntos hasta el 30 % este año. Multicloud también está en aumento, llegando al 13 % en comparación con el 11 % del año pasado. 

Desde una perspectiva de financiación, la seguridad, la gestión de la nube y la infraestructura de la nube siguen siendo las principales prioridades de TI para 2022. 

 

https://www.redhat.com/en/blog/customers-realize-multi-cloud-benefits-openshift 

La clave para desbloquear estas innovaciones comerciales es el modelo de nube híbrida abierta. Al incorporar múltiples proveedores de hardware, tipos de hardware, ubicaciones, dispositivos, desarrolladores, servicios y modelos de facturación, el modelo de nube híbrida de entrega de aplicaciones permite a los desarrolladores innovar en todo el mundo, en el borde, con IA, a escala y con confiabilidad. 

https://www.gartner.com/en/newsroom/press-releases/2020-06-25-gartner-forecasts-strong-revenue-growth-for-global-co 

“There has been considerable hype and a high level of interest in container technology, but a lower level of production deployments to date,” said Michael Warrilow, research vice president at Gartner.