REVISTA DIGITAL

Santiago tiene todas las condiciones para convertirse en una ciudad inteligente en el mediano plazoprincipalmenteporque el tema ya está puesto sobre la mesa, comenzó a tomar fuerza y son muchos los actores públicos y privados que buscan aportar con recursosconocimientos y soluciones en esta materia. 

La principal característica de una ciudad inteligente es que logra poner al ciudadano en el centro y lo hace partícipe de la dinámica urbanadonde convive armónicamente la infraestructura vial con toda una red de servicios a disposición de los habitantes. 

El concepto de “inteligencia” nace a partir de la capacidad de poder monitorear en tiempo real distintas variables críticas, las cuales inciden en que la ciudad pueda operar de manera integral. Por un ladoesto tiene que ver con toda la trazabilidad asociada a la movilidad de las personas y, por otro, con la seguridad -tanto de los ciudadanos como de la infraestructura– y el monitoreo de condiciones medioambientales clave, como calidad del airecaudales de aguadinámica climática, etc. 

Pero para que verdaderamente una ciudad inteligente sea viable y tenga impacto en el largo plazo deben darse algunas condiciones indispensables. En primer lugar, la masificación de ciertas tecnologías a nivel municipal, de manera que todas las comunas puedan ir avanzando de forma horizontal, coordinada y colaborativaEn segundo lugar, el diseño de una política pública robusta y consensuada con las distintas entidades que forman parte de la ciudad, y por último, la capacidad de poder optimizar la utilización de recursos para lograr los resultados esperados. 

Bajo esta premisa, ¿está preparada Santiago para convertirse en una Smart City? Según Martín BaezaBusiness Line Manager de Entel Ocean –brazo digital de Entel- a nivel de infraestructura urbana, la capital de Chile está en una posición bastante privilegiada a nivel latinoamericano, comparable solo con Sao Paulo. “Si pensamos en la red de comunicacionestenemos una cobertura de 4G prácticamente de un 100% en el radio urbano y un 5G a la vuelta de la esquina, lo que amplifica y te da un contexto óptimo para ir pensando e ir sensorizando la ciudad a gran escala en el corto plazo”, explica. 

Por otra parteconsidera que hoy contamos con un ecosistema importante de entidades públicas y privadas que están empujando fuertemente la agenda de ciudades inteligentesdonde además muchas startups están aportando con gran conocimiento y desarrollo de soluciones específicas. “El gran desafío pendiente es lograr alinear todas esas agendas y lograr un trabajo sistémico y colaborativo a largo plazo”, enfatiza Baeza.    

Entel Ocean comenzó a incursionar en este mundo hace un par de años y se ha propuesto jugar un rol clave dentro de esta industriaaportando con toda su experiencia y conocimientos en términos de infraestructura y carreteras de comunicacionesEstán trabajando fuertemente a nivel de gobierno central y municipiosdesplegando capacidades en todo lo que tiene que ver con la gestión territorial de la seguridad urbana y, por otro lado, con lógicas de comportamiento de la movilidad de las personas en la ciudad. 

Para ello han sido claves las múltiples alianzas que de a poco han ido sellando con entidades muy relevantes como la Universidad de Chile, el Ministerio de Salud y el de Transportesdiversos  municipios y, lo más valioso, una tremenda red de partners estratégicos que han ido apoyando la construcción de una visión común de “experiencia ciudad”. 

Sin ir más lejosuna de las iniciativas que están impulsando el desarrollo de un laboratorio de movilidad urbana. “A través de un equipo multidisciplinario de geógrafosingenieros estadísticos y econometristashemos ido trabajando y entendiendo la lógica de movilidad de las personas para aportar a la toma de decisiones, tanto a nivel de planificación como de operación urbana.  Esta línea de desarrollo se llama Kamal”, explica Martín Baeza. 

Agrega que otra línea de desarrollo importante en la que están trabajando está ligada al mundo de “computer vision”. “Es decircómo apoyar a los municipios en automatizar y hacer mucho más asequible la gestión de la seguridad de sus vecinoscómo poder hacer más eficiente la toma de decisiones operativas y el despliegue de recursos, y por últimocómo prevenir delitos antes de que éstos ocurran gracias a la identificación de patrones de comportamiento y situaciones anómalas”, explica Baeza, asegurando que el objetivo es masificar la seguridad a nivel de barrios y no sólo enfocarse en los puntos críticos. 

La sustentabilidad y ahorro de recursos también es un desafío permanente para Entel Ocean. Según Baeza han trabajado en el mundo de telegestión de luminarias, con el propósito de incidir en ahorros de energía en los municipios y, en su roadmap de desarrollo de corto plazoestán avanzando en soluciones asociadas a gestión de operaciones para el ahorro de aguabasura y reciclajeTodo un mundo de soluciones que exige al equipo de Entel Ocean estar siempre a la vanguardia y pendiente de las infinitas necesidades que requiere el mercado. 

REVISTA DIGITAL