Una profunda modificación a su sistema de cobros al comercio ordenó el año pasado el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), organismo que resolvió la consulta realizada por Cruz Verde en diciembre de 2016 para que dictaminara si Transbank cobra precios más altos a las farmacias que a los supermercados por el pago con tarjetas débito y crédito.

En esa ocasión, el TDLC estableció que Transbank tendría que proponer un nuevo plan de autorregulación, presentado ante la Fiscalía Nacional Económica, modificando su estructura de cobros al comercio. Frente a este fallo, la red de adquirencia acudió al Tribunal Constitucional (TC) en julio de este año, solicitando declarar inconstitucional la sentencia argumentando que el TDLC habría actuado fuera de su ámbito de competencia, entre otras cosas.

Finalmente, el miércoles el TC definió que el requerimiento presentado por Transbank es inadmisible, pues “son materias a ser resueltas por los tribunales del fondo, y no por el TC”, dice la resolución.

Fuente: La Tercera