Varios años han tenido que pasar para la creación del tren a Melipilla, desde 2013 cuando se dio a conocer la iniciativa, luego en 2015 cuando comenzaron a analizar su viabilidad por el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) y ahora, en una sesión extraordinaria, y de manera unánime, al fin decidieron aprobar el proyecto.

Tras hacerse pública la decisión, el presidente Sebastián Piñera se refirió en La Moneda a la futura construcción ferroviaria: “Es un proyecto que sé que lo han esperado por mucho tiempo muchos compatriotas (…). En promedio, con el ahorro de tiempo del tren, que va entre 40 minutos y una hora, las personas van a ganar 22 días al año”.

La creación del tren va a permitir que el viaje de la capital a Melipilla sea en 46 minutos. Un ahorro de 74 minutos respecto a las actuales dos horas que toma el trayecto en bus.

El proyecto contempla 11 estaciones en un trazado de 61 kilómetros de extensión y de acuerdo con las proyecciones del Gobierno, debería operar a partir de 2025. Dos de las paradas conectarán con las líneas 1 y 6 del metro (Alameda y Nueva Estación Central).