Las expectativas para este 2019 en el parque automotriz no superan el fenómeno del año pasado, que registró ventas de 418 mil unidades.

La industria automotriz nacional ve con escepticismo nueva alza en la compra de automóviles para este año. La suerte que corrió este sector económico, que durante el 2018 registró el récord de ventas de 418 mil unidades, no volvería a suceder. Así manifestó el presidente de Sigdo Koppers (SK), Juan Eduardo Errázuriz, tras participar en la junta de accionistas de la compañía este martes.

El grupo comercial SK, en conjunto con la española Bergé, venden 14 firmas -entre las cuales están Ferrari, MG y Chery- en el país. La compañía vendió 92 mil unidades durante el 2018 en Chile, llegando a ser el 22% del mercado nacional. Además, en este negocio tienen presencia en Perú y Colombia

“Las 418 mil unidades del año pasado no se van a repetir este año, van a ser (las ventas) bajo las 400 mil. Si nos comparas con Perú, tienen menos de 200 mil (de autos vendidos), con el doble de población, entonces la expectativa de crecimiento en Perú es alta y en Colombia igual”, señaló Juan Eduardo Errázurriz.

En esa línea, el presidente de Sigdo Koppers señaló que se tiene planificado ingresar a nuevos mercados en Latinoamérica mediante este negocio. Sin embargo, descartó mencionar qué países serían.

Las expectativas no están tan bajas

A raíz de la puesta en marcha de la restricción vehicular, que comenzó este jueves 2 en los automóviles no catalíticos con sello verde -inscritos hasta 2011-. Las autoridades prevén que la medida, además de descontaminar, podría conseguir una renovación del parque automotriz.

La ministra de Transportes, Gloria Hutt, aseveró que “el concepto que está detrás de esa definición es justamente inducir una renovación del parque, porque ese año se cambió el estándar a Euro 4. No es que renueven el auto. Si todos pudiéramos tener auto del año, lo tendríamos, se compran otro auto, para ajustar los dígitos”.

En la misma línea, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio Automotriz, Carlos Dumay, prevé un acrecentamiento en la venta de vehículos no sometidos a la restricción.

“Deberíamos ver en la segunda quincena de abril un repunte por querer cambiar ese tipo de autos para no tener que sufrir la restricción que tienen durante cuatro meses del año, pero en eso también hay que reconocer que el impacto mayor se produjo el año pasado. No pensemos que se va a replicar de la misma forma”, dijo el dirigente.