La entidad que rige la contratación pública en este país posee 553 proveedores extranjeros registrados y más 460 contratos adjudicados por un monto superior a los 211 mil millones de pesos colombianos.

Con el objetivo de compartir y promover por medio de un intercambio internacional los avances en materia de las compras públicas de nuestros países vecinos, Información de Mercados contactó a Colombia Compra Eficiente (CCE), para saber los detalles de su sistema de compras públicas, sus avances este último tiempo y sus próximos desafíos. Su director general, Juan David Duque, nos entregó los detalles.

¿Cómo se conforma su sistema de compras públicas?

Somos el ente rector de la contratación pública en Colombia y administrador del Sistema Electrónico para la contratación pública del país.

El Sistema está compuesto por tres plataformas: en un primer momento se creó el SECOP I que dio inicio en el 2010, la cual es una plataforma de publicidad que permite evidenciar los procesos que ya han sido ejecutados; por su parte, el SECOP II inició en el año 2015 siendo la plataforma transaccional que permite realizar contrataciones electrónicas convirtiéndose en una garantía de transparencia en el manejo de los recursos públicos y finalmente, está la plataforma de la Tienda Virtual del Estado Colombiano creada en el 2013 en donde se centralizan las órdenes de compra de los Acuerdo Marco de Precio.

Colombia Compra Eficiente a través del despliegue del SECOP II ha alcanzado un incremento en el número de entidades, número de proveedores y valor tranzado a través de la plataforma transaccional.

Es así como en agosto de 2018 CCE alcanzó un total de 3.373 entidades públicas en el SECOP II y 186.024 proveedores. Durante el 2017 en el SECOP II las entidades celebraron contratos por 3,7 billones de pesos colombianos, mientras que en lo corrido del 2018 el valor de los contratos superó los 14 billones de pesos colombianos.

¿Cuáles han sido sus avances en el sistema de compras públicas?

En 2018 nos pusimos la meta de crear un contexto de posibilidad y confianza para los usuarios del SECOP II. Queríamos que sintieran que no sólo son capaces de comprar en línea, sino que es seguro hacerlo, y que les aporta beneficios de eficiencia, transparencia, y en general mejores negocios. Trabajamos en varios frentes, los más representativos fueron:

  1. Ir a la región a prestar asistencia en sitio para el registro de entidades y proveedores. Para ello llevamos a cabo una estrategia denominada “Registratón del SECOP II”. Como resultados logramos reunir a cerca de 8.500 personas en siete de los departamentos más grandes del país. Empezamos a romper la barrera del miedo y a generar la inquietud, la curiosidad y también el sentido de urgencia de realizar rápidamente la transición. Logramos auditorios llenos e incluso colapsados para recibir capacitación de un tema que antes pasaban por alto muchos funcionarios públicos y empresarios. La efectividad de la medida fue contundente: pasamos de un 38% de cumplimiento de la meta de registro de entidades en diciembre de 2017, a un 82% en agosto de 2018.
  2. Lanzamos un minisitio de capacitación virtual para garantizar que los usuarios tengan herramientas en tiempo real para resolver sus dudas y generar en ellos capacidad propia, independencia. No ha sido fácil. La transformación digital también implica cambiar la cultura de capacitación, que en el caso colombiano es poco autónoma y dependiente de lo presencial.
  3. Finalmente, y no menos importante desarrollamos una estrategia de formación de formadores para crear capacidad de replicación del SECOP II por fuera de Colombia Compra Eficiente. Esto nos está ayudando a extender nuestra presencia en el país, y a sortear la problemática de rotación del personal de contratación en las entidades del Estado.

¿Pueden ser proveedores del Estado las empresas extranjeras?

En el SECOP II hay registrados 553 proveedores extranjeros, de los cuales 126 han sido adjudicados en al menos un proceso de compra por parte de las entidades estatales. Se han adjudicado más de 460 contratos por más de 211 mil millones de pesos colombianos a estos proveedores, siendo los de Estados Unidos, Israel y Francia respectivamente, quienes más han sido beneficiados en estos procesos de compra.

¿Qué porcentaje de pequeñas y medianas empresas son proveedoras del Estado?

Ha sido bastante representativa, por ejemplo, a julio de 2018 la participación de las MiPymes en el Sistema de Compra Pública, incluyendo el SECOP I y SECOP II, representa más de 653.000 contratos que equivalentes a un valor de 15 billones de pesos colombianos.

Esta información resulta del cruce de los datos reportados en el SECOP con la caracterización como MiPymes realizada a través del Registro Único Empresarial -RUES-.

Lo anterior nos indica que alrededor del 25% del valor contratado en el año 2018 en Colombia corresponde a contratos con MiPymes.

Realizando el estudio del comportamiento de la participación de las MiPymes en los últimos 3 años (2016 – 2018), en promedio se han adjudicado anualmente el 30% (más de 27,5 billones de pesos colombianos) del valor de los contratos reportados en el SECOP, representando el 20% de la totalidad de los contratos cargados al Sistema Electrónico para la Contratación Pública.

¿Cuáles son sus próximas metas?

Tenemos dos metas a corto plazo: En primer lugar, nos debemos consolidar como una Agencia de contratación que promueve la competencia en Colombia, a través de la contratación con el Estado. Contamos con el potencial para aún más las economías que representan las pequeñas y medianas empresas –Pymes– en Colombia. Esto está establecido como un objetivo transversal al Plan de Acción de la entidad y resulta promovido por diferentes estrategias implementadas. A su vez, al ejecutar esta estrategia promovemos el empleo formal en determinados sectores de la economía, garantiza mejores condiciones en precio y calidad para el Estado como consecuencia de la competencia e incentiva la innovación en los bienes y servicios ofrecidos al Estado. En segundo lugar, Colombia Compra Eficiente debe ser la herramienta más efectiva en la lucha contra la corrupción en el país. A través de la contratación electrónica, los actores del Sistema de Compra Pública tienen una puerta para ejercer supervisión sobre la actividad contractual. De esta manera se busca que las entidades de control vean en las plataformas electrónicas de contratación un instrumento eficiente y facilitador para su gestión.