En la Bolsa de Metales de Londres, el precio del metal rojizo cerró un incremento del 0,24% el pasado viernes, luego de conseguir cotizarse en 2,590 dólares la libra, a pesar de es, acumuló una nueva baja semanal.

En la sesión se vivó un ambiente acalorado y de alta tensión, a causa de la Guerra Comercial entre Estados Unidos y China. Las autoridades del gigante asiático calificaron los aranceles estadounidenses como una violación a los acuerdos alcanzados por los presidentes Donald Trump y Xi Jinping, y prometió represalias. Escenario que no es alentador para el metal chileno.

Durante esta semana, el commodity acumuló una baja de 0,6%. Mientras que, el Comité de Aranceles del Consejo del Estado, señaló que “los planes para aranceles de 10% sobre 300 millones de dólares adicionales en importaciones chinas han llevado a EE.UU. y China fuera del camino de resolver su disputa a través de la negociación”, agregando que China “no tiene más remedio que tomar las medidas necesarias para tomar represalias”.

No obstante, el mandatario estadounidense Trump comentó que pronto tendría una llamada con su par chino, aunque agregó que un acuerdo con China debe ser “en nuestros términos”.

Por consiguiente, las proyecciones son que la cotización promedio del mineral rojo alcanza los 2,766 dólares la libra en lo que va del año, con una caída de 9,8% respecto del año pasado.