Si bien, ya están disponibles más formatos de descarga para analizar los datos e investigar, queda pendiente incentivar su uso.

Un paso más en cuanto a los datos abiertos está dando el Estado. En octubre, todas las fichas de licitaciones disponibles en el sitio de Mercado Público empezaron a incorporar los formatos de descarga CSV, JSON y OCDS. Tres íconos que grafican estos documentos de datos, los cuales permitirán una mejor extracción de la información sobre las compras públicas.

CSV es un formato sencillo de valores separados por comas, los archivos JSON son para intercambio de datos en un tamaño más ligero y OCDS corresponde al estándar de datos de contratación abierta elaborado por la organización Open Contracting Partnership, que refleja todo el ciclo de contratación.

Consultado al respecto, el integrante del Centro de Sistemas Públicos de la Universidad de Chile y consultor internacional en materias de modernización y digitalización del Estado, Alejandro Barros, indicó a Información de Mercados que esto “se trata de un primer paso”.

En específico, el formato OCDS cumple con el estándar internacional, ya que tiene la misma estructura independiente del país. De modo que permite ver, a quienes quieren investigar, qué está pasando por el mercado de las compras públicas y comparar los datos con distintos países respecto de cómo compran, explicó Barros.

¿El análisis de datos se está haciendo actualmente? “No, muy poco”, dijo Barros. “Lo que pasa hoy día con muchos de esos sitios que tienen datos abiertos es que nadie los usa, entonces terminan siendo cementerios de datos”, agregó.

“El principal desafío es generar un ecosistema con esos datos. En la academia, las empresas. O sea, no basta solo con publicarlo, sino que hay que incentivar el uso”, comentó.

Asimismo, el experto precisó que en muchos países los servicios públicos hacen alianzas con universidades, gremios y empresas para poder ver qué uso se le pueden dar a los datos.

De acuerdo con Barros, lo importante es que efectivamente se avance en esos estándares y que se generen sinergias para que se usen esos datos. Esto, porque los datos abiertos no solo aplican para efectos de la transparencia, sino también para poder generar emprendimiento e innovación.

Según la publicación del consultor titulada Acceso a los datos, desafíos y potencial, “estas acciones, son muy importantes para que Chile se convierta en un líder económico y social en un sistema de innovación basado en datos (…) La ley chilena puede ser un poderoso promotor de negocios y protector de personas si nuestro proceso legislativo es inclusivo y nuestra ley es cuidadosamente equilibrada entre todas las partes”.

Son los desafíos que quedan pendientes, respecto de los datos abiertos y sus beneficios asociados al desarrollo del país.