Chile firmó un acuerdo de colaboración con China en noviembre del año pasado respecto a la “Iniciativa del Cinturón y la Ruta”.

El proyecto del Presidente de China, Xi Jinping, que contempla el desarrollo de rutas terrestres y marítimas, denominado también la nueva ruta de la seda, sumará 0,1 punto porcentual al crecimiento mundial. Entre los 80 países que considera, Chile junto a doce países de América Latina y el Caribe están incluidos. En total, aportará US$ 117.000 millones al comercio del mundo en 2019, así apuntan los datos entregados por la consultora Euler Hermes.

Según consignó Pulso, la iniciativa implicará exportaciones adicionales por US$ 56.000 millones y US$ 61.000 millones más en importaciones. Además, las 80 naciones involucradas representan al 68% de la población y 36% del PIB mundial.

A principios del año pasado, en el Foro Celac-China celebrado en Chile, las autoridades chinas indicaron que América Latina y el Caribe “forman parte de la extensión natural de la ruta de la seda marítima y son participantes indispensables de la cooperación internacional del proyecto”, informó el medio. En esa línea, en noviembre del año pasado Chile firmó un acuerdo de colaboración con China para sumarse a la iniciativa, tal como ya lo habían hecho Panamá y Bolivia.

En tanto, el proyecto se remonta a 2013, cuando solamente contemplaba países de Asia, África y Europa Oriental.