Las empresas en nuestro país con deuda morosa representan a los sectores más pequeños. Un 40% son micro y un 46% son pequeñas compañías, de acuerdo con el “Informe de Deuda Morosa en Empresas” elaborado por la U. San Sebastián, con datos de Equifax, que sondeó el comportamiento de la deuda impaga a nivel empresarial durante el mes de abril.

El análisis sostiene que, si bien el 86% de las empresas morosas son las de menor tamaño, los montos más altos de impagos se registran en las compañías de mayor envergadura. El 51% del monto pertenece a las medianas y grandes empresas, en otras palabras, firmas que anotan ventas anuales por sobre las 25 mil UF.

En tanto, la morosidad promedio entre las empresas alcanza los $14.413.528 a nivel país, no obstante, las tres regiones con mayor mora promedio son Antofagasta, con $17.907.462, Atacama con $17.646.708 y Metropolitana, con $16.001.964.

“Cuando hablamos de morosidad, muchas veces tiene que ver con empresas que no son capaces de solventar los costos de su operación y mueren, me refiero en especial a las pequeñas y microempresas, que se representan en un gran número en este informe. En cada caso es necesario detectar el origen de la iliquidez que lleva a estas empresas a caer en morosidad y establecer mecanismos de apoyo, principalmente en sus etapas iniciales”, afirma Sergio Mena, decano de la Facultad de Economía y Negocios de la U. San Sebastián.