El billete verde ha cotizado en los últimos días bajo los $735, nivel que no se veía desde finales de octubre de 2019. Los expertos prevén que seguirá cayendo en las próximas sesiones.

Si bien ayer anotó una mínima alza de $1, lo cierto es que el dólar viene de registrar constantes caídas en las últimas semanas. Solo en diciembre, el billete verde se ha hundido $33,4, y si la comparación se retrotrae al primer día hábil de octubre, el resultado es un retroceso de $40.

La divisa estadounidense cerró en $734 el lunes, nivel similar al que se ha visto durante las últimas tres sesiones y el que no había alcanzado desde finales de octubre del año pasado, haciendo recordar los tiempos en previos al estallido social, cuando ver al dólar sobre los $720 no era algo usual, ni hablar de que superara los $730, algo que no se veía en el país pre 18-O desde enero de 2016.

Tras el estallido todo cambió, el dólar batió todos los récords a nivel local y llegó hasta su inédito peak de $868 el miércoles 18 de marzo de 2020, cuando el coronavirus recién se instalaba en el país y el Gobierno decretaba estado de catástrofe. Sin embargo, hoy tanto factores internos como externos en medio de la pandemia están presionando a la baja al dólar, y los analistas no descartan la posibilidad de que en las próximas semanas pueda asomarse un tipo de cambio cada vez más cercano a los $700.

Para Ricardo Bustamante, jefe de estudios trading de Capitaria, las razones detrás de la caída de la divisa tienen que ver, a nivel externo, con el rally alcista del cobre, el cual cotiza en máximos no vistos desde hace casi ocho años “debido a la confianza de los inversionistas con una reactivación económica a 2021, y también porque los avances de las vacunas generan expectativas favorables”.

En esa línea, Carlos Quezada, trader senior de Libertex, expuso que un empuje adicional sobre el metal rojo lo ponen las buenas proyecciones para la economía china, el principal demandante de ese commodity en el mundo. “Incluso se proyecta que durante el primer trimestre del próximo año podríamos ver al cobre llegando a los US$4 la libra”, dijo.

Además de eso, continuó Bustamante, “en Estados Unidos se mantienen los estímulos monetarios muy expansivos y se espera que pronto vengan estímulos fiscales adicionales. Todo eso debilita el dólar a nivel global, por lo tanto eso genera asimismo una presión bajista al dólar en Chile”, agregó.

Mientras que, en el plano local, sostuvo que “debemos considerar el segundo retiro del 10% de los fondos de las AFP y las recomendaciones de Felices y Forrados de cambiarse a un fondo no tan riesgoso. Lo primero genera que haya una mayor actividad en el corto plazo, que aprecia al peso. Y lo segundo, genera que se liquiden activos que están dolarizados, inundando al mercado local con más dólares, lo que produce una depreciación del billete verde”.

Así, para José Raúl Godoy, jefe de análisis de XTB Latam, “es muy probable” que la tendencia bajista del dólar continúe, ya que “se espera que la Reserva Federal de Estados Unidos Mantenga una política monetaria expansiva por un largo periodo de tiempo, hasta que el mercado laboral recupere su dinamismo y la inflación se ubique en torno al 2% que es su objetivo”.

En esa línea, Bustamante también prevé que el billete verde “siga cayendo en el corto plazo”, al menos hasta abril, previo a las elecciones de constituyentes, tras lo cual espera una volatilidad más alta. Pero, aseguró, “hasta marzo y abril, debiéramos mantener una tendencia más bajista con cierta volatilidad. Por supuesto, ningún activo sube o baja de forma lineal, pero debiera tender a estar más debilitado por todos los argumentos positivos pensando en 2021”.

Dicho eso, el analista de Capitaria aseguró que el dólar “sí podría bajar hasta los $700 en las próximas semanas”, siempre que se mantenga el escenario externo mencionado y “por la situación a nivel país”.

“Ahora, que durante el año (2021) esté en un nivel por debajo de los $700 podría ser en algún momento específico, pero por la volatilidad y la incertidumbre que vienen a nivel local con las elecciones de constituyentes y presidenciales a fin de año, probablemente también veamos fluctuaciones que podrían llevarlo hasta los $750 a mediados de la segunda parte del año”, agregó.

Godoy, en tanto, indicó que es “muy probable” que el tipo de cambio cotice en los niveles pre estallido social en los próximos días. “En octubre del 2019 el dólar cotizaba en los $720. Si vemos caídas por debajo de su piso técnico, que se ubica en los $730, podríamos ver un impulso bajista adicional hacia los $720”, afirmó, e incluso no descartó que en el mediano plazo pueda aterrizar en los $700.

“Ver el tipo de cambio en $700 es probable, pero dependerá en gran medida de la situación interna, la incertidumbre y la evolución política, económica y social de nuestro país. Si vemos un incremento en la violencia y en la incertidumbre, es probable que veamos una presión más al alza. De forma contraria, si seguimos viendo un reordenamiento y certidumbres en el horizonte, la mayor probabilidad es que el tipo de cambio retome los $700”, recalcó.

Mientras que Quezada, de Libertex, es más cauto. Manifestó que ver próximamente al dólar en $700 a nivel local “es un escenario poco probable, pero no descartable”.

“Hay que ir viendo cómo se comporta el precio en cada nivel. Por ahora un cierre bajo los $730 abriría las puertas para buscar los $719-723. De romper este nivel, podríamos ver nuevas caídas hasta los $700”, concluyó.

Fuente: Emol.com