Esta semana se dio a conocer los resultados de la encuesta global KPMG CEO Outlook, que identifica cuáles son las principales preocupaciones de los principales ejecutivos a nivel global para el mundo que enfrentarán en los próximos tres años.

El sondeo arrojó que el 53% de los encuestados prevé un buen futuro para los próximos dos años con un crecimiento del 2%. Cifra no muy lejana al 55% que manifestaron el año 2018. Eso sí, durante los doce meses que pasaron de una consulta a otra, la perspectiva de crecimiento positivo pasó de ser un 67% el año pasado, a ubicarse ahora en un 62%.

Según el reporte, los CEO reconocen al cambio climático como el principal desafío dentro de sus organizaciones. Preocupación que aparece por primera vez, luego de cinco años, donde se registraron otros posibles obstáculos como los riesgos tecnológicos, territoriales, cibernéticos y operativos.