Unificar toda la información de los productos de una empresa para establecer una fuente única y fiable de información, simplificar el proceso de integración de proveedores y fuentes de datos, entre otros es lo que ofrece PIM –en inglés Product Information Management–, un sistema de gestión de la información del producto. De acuerdo con los portales extranjeros especializados en esta materia, Akeneo y Telematel, todo esto, cuando es necesario armonizar aquello que el área de marketing aporta al conjunto de listados y catálogos de productos de cada organización.

Sobre todo, porque resulta relevante mejorar la calidad y la coherencia de los datos de productos disponibles para el mercado sin confundir a los interesados. Puesto que, si bien la información puede resultar perfectamente inteligible al interior de una corporación, desde fuera, es preciso asegurarse de que todos la entienden y reciben cada detalle descriptivo que necesitan.

Mientras que, cuando se trata del comercio electrónico, existe también un impacto relacionado con la forma en que se muestra el producto. Por ejemplo, en la calidad de su descripción, resolución de las imágenes y organización del catálogo en el sitio web.

En el fondo, se apunta a una mejor organización de la información y control de su calidad para favorecer la experiencia de quienes precisan uno o varios productos. Para lograr, finalmente, fortalecer la relación del proveedor o fabricante con el comprador.

Asimismo, este tipo de aplicaciones sirve para gestionar varios canales de ventas, tanto en el comercio electrónico, aplicaciones móviles, redes sociales, etcétera.  De manera que es posible seleccionar catálogos y datos para distribuirlos en estos canales.

Otros de los casos en los que aplica el uso de un sistema PIM son cuando se trata de información que por su volumen ya no puede ser administrada en un sistema de planificación de recursos empresariales (ERP, por sus siglas en inglés), así como también cuando hace falta realizar una limpieza de datos para gestionar la oferta de productos lo mejor posible con el fin de reducir errores y devoluciones.

En tanto, desde la industria destacan que se logra ahorrar hasta un 50% del tiempo de lanzamiento de nuevos productos al mercado y también se facilita la difusión ante los eventuales cambios en los productos ya existentes.

Aplicación local

 En Chile, Prologística ha desarrollado el sistema PIM denominado Sitio2, para que las empresas centralicen la gestión de la información de sus productos en un mismo soporte con el objetivo de aportar coherencia y consistencia en distintos canales.

Esta compañía gestiona componentes del sistema de catalogación como: categorías, definiciones, estándares y diccionarios de productos. Incluso Sitio2 integra datos geométricos, como los contenidos en Building Information Modelling (BIM), el cual, desde un tiempo a esta parte, se ha integrado a la industria de la construcción por su aporte como herramienta de planificación en un mercado donde abundan los materiales.

Partieron con el desarrollo de Sitio2 en 2003 y desde entonces han implementado tres versiones. Si bien antes ellos se encargaban de la catalogación, actualmente el sistema permite que cada empresa realice este procedimiento, puesto que son grandes volúmenes de información.

Hoy en día cuentan con la cuarta versión de este sistema PIM, en el que precisamente el usuario es aquel que controla la herramienta, mientras que Prologística entrega el soporte. De esta forma, se apunta a facilitar en las empresas el inicio de su proceso de digitalización.

“Cuando se trata de poblar un sitio de eCommerce donde se necesitan 50.000 – 100.000 fichas de productos que provienen de muchos fabricantes, eso tiene que ser aplicado mediante un sistema PIM”, comenta Hernán Rebolledo, gerente de Prologística. Esta información se guarda en bases de datos, en las que no hay problema en cuanto almacenamiento.

Rebolledo, indica que han llegado a tener un desarrollo de alta calidad, ya que están en condiciones de abastecer de contenido a sitios de eCommerce tan sofisticados como, por ejemplo, Amazon.

Lo anterior, en medio de los requisitos que estas plataformas de venta online exigen a sus proveedores. Se trata de muchos artículos con su información y mucha información para cada artículo, de modo que “el dueño del producto tiene que entregar esos datos estructurados para que se los puedan publicar, si no ellos no lo publican”.

El ejecutivo destaca la posibilidad de desarrollar proyectos personalizados. Ejemplo de esto es el trabajo de diseño que realizaron específicamente para la entidad encargada de las compras públicas.

Una herramienta eficaz en la gestión de catálogos de productos. El PIM y sus atributos aplicables en las distintas industrias y el eCommerce.

Datos que recopila un PIM

 

  • Marketing: descripciones del producto simples y enriquecidas, etiquetas.
  • Archivos multimedia: imágenes, PDF, videos, datos geométricos, hojas de cálculo, e-mails, enlaces.
  • Técnicos: especificaciones, dimensiones y componentes.
  • Diseño: colores y materiales.
  • Usuario: comentarios y calificaciones.