En entrevista exclusiva con el portal TrendTIC, el experto en Tecnología Sanitaria abordó el estado del arte de la Digitalización de los Hospitales en Chile y cuáles son los principales aspectos que los gestores de salud deben mirar al momento de elegir un HIS para incorporar en su establecimiento hospitalario. 

El contexto sanitario que hemos vivido en los últimos años y su impacto en la demanda de las Redes de Salud del país, sin duda han acelerado aún más el proceso de Transformación Digital del sector, que ya se venía desarrollando hace más de dos décadas y donde la tecnología se ha consolidado como una aliada para enfrentar los desafíos de los equipos sanitarios, generando un profundo beneficio social para la población. 

Con una Atención Primaria de Salud (APS) bastante avanzada en el proceso de digitalización, vale la pena preguntarse cuánto se ha avanzado en la Transformación Digital de los Hospitales del país. Para ello, conversamos con el Dr. José Fernández, gerente general de Rayen Salud: 

Si bien no hay una cifra consensuada sobre el avance en la Digitalización de los Hospitales en Chile, ¿Cuál considera usted que es el estado actual y qué se requiere para seguir profundizándose?  

La Transformación Digital en un Hospital es, sin duda, un proceso complejo. Estamos hablando de un Establecimiento que cuenta con diversos departamentos y procesos; muchos de ellos bastante específicos. Es por esta razón que la Digitalización en Hospitales ha sido un poco más lenta que en otros espacios.  

Ahora bien, existen bastantes Hospitales en el país que han logrado alcanzar un muy buen nivel de digitalización, a medida que la tecnología va incorporándose en prácticamente todos los espacios de la sociedad. Incluso, muchos de ellos con reconocimientos internacionales. 

En concreto, seguir avanzando en el proceso de Transformación Digital de los Hospitales (no por un hecho meramente tecnológico, sino por el profundo beneficio que esto trae para las personas, que pueden acceder a una atención más oportuna, segura y de calidad) es una tarea multisectorial, con responsabilidades compartidas entre los mismos funcionarios (quienes deben involucrarse activamente en la parametrización de sus soluciones, para que estas den cuenta de los procesos que le son propios a sus instituciones); las autoridades sanitarias (que deben propiciar la digitalización y establecer los estándares adecuados para estas soluciones); la Academia (que debe involucrarse en la apropiación temprana de las soluciones informáticas por parte de los estudiantes de carreras de la Salud e ir actualizando de manera oportuna los perfiles profesionales necesarios para abordar este tipo de proyectos); y de los proveedores de eHealth (quienes debemos ocuparnos de robustecer nuestras soluciones, innovar, entregar funcionalidades que respondan a sus desafíos y acompañar al Hospital durante todo el desarrollo del proyecto).  

En ese sentido, ¿qué factores entonces debieran mirar los Gestores de Hospitales al momento de seleccionar una solución informática para implementar en su institución?  

Primero, deben mirar que los HIS respeten los modelos y procesos de atención de salud, su marco valórico y normativo. 

Una vez elegido un HIS que se adapte y adopte estos procesos, se debe validar el modelo de implementación que ofrece el proveedor. El Sistema de Información, por supuesto, es importante; pero aún más relevantes son las condiciones con las que este proveedor está comprometiéndose al momento de postular a un proyecto de incorporación tecnológica. 

Es decir, podemos tener una solución tecnológica robusta y probada, pero si el proveedor no realiza una correcta planificación, implementación, acompañamiento y soporte, o no entrega las condiciones de infraestructura tecnológica para asegurar la disponibilidad, confidencialidad e integridad de los datos registrados, el proyecto no será exitoso. 

Ya con esta base, podemos mirar las diferencias tecnológicas que hay entre los sistemas. En este segundo paso, es fundamental observar si es que la solución tecnológica está localizada a la realidad del país (y, por supuesto, a la de los procesos que le son propios al Hospital), como también, ver si esta puede ser parametrizada y cuenta con el espacio de crecimiento/actualización necesaria para un proyecto de esta envergadura.       

Sabemos también que existen muchas realidades y tipos de complejidades cuando hablamos de Hospitales; según tamaño, prestaciones e -incluso- el lugar donde se encuentran, ¿cómo asegurar que la solución tecnológica que se esté implementando sea la adecuada?  

Ese también es un punto clave. Existen tantas soluciones tecnológicas como tipo de Establecimientos Hospitalarios, por lo que los gestores a cargo de la implementación deben revisar cuidadosamente los módulos y funcionalidades que ofrece cada HIS, para seleccionar el que realmente responderá a sus necesidades. Nuevamente respetando el “cómo se quieren hacer las cosas”. 

Es por esta razón, por ejemplo, que Rayen Salud decidió ampliar su suite de soluciones hospitalarias, ofreciendo más de una opción de HIS, dependiendo de la complejidad, contexto y realidad local del Hospital a implementar. En ese sentido, ofrecemos soluciones específicas para los Hospitales de Menor Complejidad que actúan en el marco de la Atención Primaria, y también más de una opción para los Hospitales de Mediana y Alta Complejidad, dependiendo de los objetivos que tengan al momento de plantearse el proyecto de digitalización. Además, contamos con un equipo de profesionales clínicos que actúan como consultores, en busca de asesorar a la contraparte en esta importante decisión. 

¿Son los Sistemas de Información Hospitalarios (o HIS) la única forma de avanzar en el nivel de Digitalización de los Hospitales o existen otras soluciones tecnológicas que pueden colaborar en este proceso? 

No necesariamente. Los Sistemas de Información Hospitalarios son, para decirlo de alguna manera, el corazón de la estrategia de digitalización del Establecimiento Hospitalario. Sin duda, resuelven gran parte de los desafíos de registro y trazabilidad de este tipo de instituciones, tanto en el ámbito clínico como administrativo. No obstante, existen muchísimos Softwares Departamentales que permiten robustecer y complementar la gestión de los HIS y, por ende, aumentar el porcentaje de digitalización de los Establecimientos de Salud de Mediana y Alta Complejidad. 

Estos sistemas están especialmente diseñados para dar cuenta del quehacer específico de ciertos Departamentos o Servicios Clínicos en los Hospitales, permitiendo registrar información relevante para la Historia Clínica del paciente y los procesos administrativos del Establecimiento Hospitalario; como también, pueden y deben integrarse o interoperar con el sistema central (HIS) que utiliza, por ejemplo, a través de portales de visualización de información consolidada.  

Algunos de los Softwares Departamentales más utilizados por los Hospitales del país son los LIS (para la gestión de Laboratorios) y los RIS/PACS (para el almacenamiento de radiología e imágenes médicas), pero también se utilizan para las Unidades de Cuidado Intensivo (UCI), Anatomía Patológica, Farmacia Especializada, Oncología, Dietética y Nutrición, Esterilización, Cocina y Traslados -entre otros- alimentando de información a los HIS, como apoyo a la gestión integral de los Hospitales y, por tanto, a una mejor atención en salud para las personas. 

Otro punto relevante del proceso de Transformación Digital en Salud del país es la interoperabilidad entre los Sistemas de Información que utilizan Hospitales y Establecimientos de la Atención Primaria. A su parecer, ¿cuál es el avance que tenemos en este ámbito en Chile?  

En los últimos años han existido diversas iniciativas -públicas, privadas y de la Academia- que han buscado generar interoperabilidad entre los diversos Sistemas de Información que se utilizan en las Redes y Establecimientos de Salud. Algunas de ellas han tenido muy buenos resultados y han permitido la integración y conversación entre distintas fuentes de información.  

De hecho, en Chile existen diversas Redes de Servicios de Salud que cuentan con interoperabilidad entre sus Establecimientos de Atención Primaria y Hospitales, a través de un Portal Clínico, que consolida la información registrada de un paciente en un visor de Historia Clínica Compartida; lo que, por supuesto, es de gran ayuda para la gestión integral del Equipo de Salud, otorgando trazabilidad y seguridad a las atenciones. 

En ese sentido, la heterogeneidad de los Sistemas de Información en Salud es una realidad (positiva, de hecho) ya que su propósito es responder a las necesidades de gestión, procesos, complejidad, contextos y realidad local de los Establecimientos de Salud. Es en ese espacio donde la interoperabilidad a través de este tipo de portales de Historia Clínica Compartida (que, en concreto, se logran a través de potentes Motores de Integración que consolidan la información registrada en diversas fuentes de datos sanitarios) son una solución efectiva y disponible para todas las Redes de Salud.      

Finalmente, ¿cómo avanza Rayen Salud en materia de servicios tecnológicos para Hospitales? ¿Cuáles soluciones tienen disponibles hoy para ellos?     

Como te comenté anteriormente, en Rayen Salud hemos decidido ampliar nuestra oferta de soluciones tecnológicas para Hospitales. De hecho, hace unos días, presentamos nuestro nuevo Sistema de Información especialmente diseñado para Hospitales de Menor Complejidad y Comunitarios Familiares, que llamamos “RAYEN ELOÍSA”. Pero también incrementamos el número de HIS y Softwares Departamentales que ofrecemos para Hospitales de Mediana y Alta Complejidad, que consolidamos en nuestra “HIS SUITE”. 

De este modo, contamos con una variedad de soluciones, pensadas en responder las necesidades reales y particulares de los Hospitales del país, que vamos ofreciendo según los requerimientos, pero que comparten el principal valor de nuestra compañía: la planificación, implementación, soporte y acompañamiento permanente en toda la vida del proyecto, a través de un equipo humano altamente calificado y especialista en este tipo de implementaciones de TI en Salud.   

Fuente: portal TrendTIC