Las visiones de diseñadores automotrices no están limitadas exclusivamente a quienes trabajan en las respectivas marcas. Lo que vemos en las imágenes corresponde a una propuesta de un diseñador externo a Mercedes – Benz, quien digitalmente propone la evolución de lo que sería la Clase R, un exponente que llega al mercado en 2006 y cuyo fracaso comercial obligó a su raudo retiro.

Este render o experimental digitalizado es obra del diseñador turco Emre Husmen y ha sido presentado hace pocos días, generando revuelo y discusión en varios portales automotrices alrededor del globo

El experimento luce moderno y futurista, con líneas que pueden estar más asociadas a marcas japonesas de alta gama como Lexus o Infiniti. Destaca la curvatura ascendente de su capó, los abultados pasos de ruedas y las diminutas ventanas que centran el protagonismo en la carrocería.

En su frontal se observa una nueva propuesta lumínica a través de unos encendidos LEDs en forma de boomerang que parecieran actuar como luces de conducción diurna, además de una parrilla que claramente está influenciada por los últimos exponentes 100% eléctricos presentados por la alemana, dentro de su estrategia de movilidad sostenible EQ.

Atrás, denota una nueva distribución y composición de elementos, especialmente de sus grupos ópticos, lo que también se podría interpretar como una visión postmodernista de la retaguardia de un Volvo V40.