Un total de 1.041 cruces semaforizados de la Región Metropolitana contarán con apoyo de baterías externas, con el fin de poder funcionar de manera autónoma en caso de cortes de luz. Esto, en el marco del plan de mejoramiento tecnológico de semáforos presentado hoy por el ministro de Transportes (s), Jose Luis Domínguez, la Intendenta de la Región Metropolitana, Karla Rubilar, y la Alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei, en una de las esquinas de dicha comuna que cuenta con dicha tecnología.

Dicho programa, que abarca a intersecciones semaforizadas significativas para el ordenamiento de la ciudad y caracterizadas por altos flujos vehiculares y peatonales, completará en agosto la instalación de dichas baterías externas o unidades de respaldo energético que, en caso de cortes eléctricos por temporales o accidentes de tránsito, se mantendrán funcionando y conectadas a la Unidad Operativa de Control Tránsito.

“La implementación de estos sistemas nos permite disponer de una ciudad más preparada antes contingencias que ocurren con mayor frecuencia durante el invierno y afectan a la movilidad de las personas. Por lo mismo, estos cruces semaforizados que cuentan con autonomía eléctrica, contribuyen en mantener los tiempos de traslados habituales, mejoran las condiciones de seguridad vial y la sincronización en línea de los semáforos”, destacó el ministro (s) de Transportes, Jose Luis Domínguez.

La iniciativa, que tuvo un costo total de $1.140 millones, contó con el financiamiento tanto del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, y del Gobierno Regional. “Queremos que ante un corte de energía la ciudad y los semáforos sigan funcionando lo más normal posible. Estamos trabajando por una ciudad más amable para todos, con capacidad de reacción frente situaciones adversas. Para la instalación de estos sistemas, se priorizaron lugares aledaños a servicios de salud, establecimientos educacionales, avenidas con alto flujo vehicular y donde circule el transporte público, con el objetivo de apoyar los desplazamientos de todas las personas ante fallas eléctricas”, explicó la Intendenta Metropolitana, Karla Rubilar.

Por su parte, la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei, resaltó que “la implementación de estos soportes tecnológicos es vital para resguardar la seguridad tanto de los peatones como de los ciclistas y automovilistas. Esperamos que el trabajo realizado por el Ministerio de Transporte en conjunto con la Intendencia nos ayude en Providencia a disminuir accidentes, estar más preparados ante posibles cortes de energía y reducir la congestión vial en casos de emergencia”.

Algunos de los principales ejes que cuentan con esta tecnologías son Gran Avenida, Departamental, San Pablo, Av. Matta, Manuel Rodríguez, Santa Rosa, Bandera, Senador Jaime Guzmán, Sucre, Grecia, Ruta 5 Norte, Tobalaba, Colombia, Mapocho, Neptuno, Francisco Bilbao, Pocuro, Eliodoro Yáñez, Pedro Aguirre Cerda, Av. Independencia, Av. Macul, General Bonilla, José Joaquín Prieto, Punta Arena, Av. La Paz, Las Industrias, entre otros.

Recambio a iluminación LED

Además, la iniciativa ¬-en su etapa final- contempló el recambio de lámparas halógenas a LED, completando un total de 2.023 intersecciones en Santiago que operan con esta tecnología. El reemplazo de estos dispositivos permite generar importantes ahorros en el consumo de energía, reduciendo en un 80% este gasto, en comparación al de las lámparas halógenas tradicionales.A su vez, aumenta las condiciones de visibilidad e incrementa su vida útil, ya que este tipo de luces duran más de 3 mil horas en comparación con las ampolletas tradicionales.