El 19 de abril se va a inaugurar el primer tramo de la red óptica de alta velocidad para el Big Data astronómico de Chile. La primera fase va desde Santiago a La Serena para que astrónomos, científicos y universitarios tengan acceso al estudio del universo. El segundo tramo Santiago-Concepción-Temuco se va a inaugurar dentro de los próximos meses.

El proyecto se une al Día de la Atronomía, celebrado el 23 de marzo y es anunciado por la Red Universitaria Nacional (REUNA), CONICYT y la Universidad de La Serena.

El proyecto consiste en 3.000 km de fibra óptica nacional, pero esta primera fase va a tener 800 km con una capacidad inicial de 10 Terabits por segundo y un potencial de crecimiento ilimitado, para el desarrollo de todas las áreas del conocimiento con el objetivo de que Chile se convierta en un laboratorio natural.

REUNA es integrado por 36 instituciones y más de 300 mil investigadores, académicos y estudiantes entre Arica y Puerto Montt, y está interconectada con sus pares Internacionales en América Latina (RedCLARA), América del Norte (Internet2 y Canarie), Europa (GÉANT), Asia (APAN) y Oceanía (AARNET). En el proyecto, será responsable de garantizar la estabilidad de esta ruta de fibra óptica, así como de la convocatoria de actores de la educación, de las ciencias y observatorios astronómicos, que puedan beneficiarse de esta innovación. Así lo dijo Arellano al medio tecnológico Fayerwayer:

“El libre acceso y uso a los datos generados por la astronomía será prueba de la futura capacidad de este mapa óptico, que se ampliará al construir el LSST en Cerro Pachón y, así como la astronomía trabaja con un gran volumen de datos, existen industrias como la genética, la imagenología, la banca, la minería, la geología y el retail, que enfrentan los mismos desafíos y podrían aprender y beneficiarse de esta experiencia, generando más innovación y nuevos negocios”.