La reforma tributaria junto con la presentación de un presupuesto austero y realista habrían sido los motivos que impulsaron el IMCE.

Las complicaciones económicas internacionales no han sido pretexto para impedir el registro de cifras positivas en Chile. El Indicador Mensual de Confianza Empresarial (IMCE) –entregado por Icare y la Universidad Adolfo Ibáñez–, subió cuatro unidades hasta los 54,75 puntos, por encima del umbral de neutralidad ubicado en los 50 puntos. De esta manera, el IMCE anotó una tendencia optimista en septiembre.

Por primera vez los cuatro sectores que componen el índice –Comercio, Construcción, Industria y Minería–, subieron simultáneamente, sin embargo, Construcción se encuentra en terreno negativo por debajo de las 50 unidades, informó hoy El Mercurio.

Según las fuentes citadas por el medio, la recuperación se explica por el contenido del proyecto tributario y por el envío de un presupuesto austero y realista.