En Información de Mercados conversamos con la Directora Comercial de Wines of Chile, Angélica Valenzuela, quien se refiere a la industria del vino y su planificación 2018.

Con un consumo per capita de 14 litros, Chile es uno de los países que menos vino consume a pesar de ser un país bien posicionado a nivel internacional. Para este 2018 el foco de la Asociación de Vinos de Chile, Wines of Chile, estará en una nueva marca Premium y potenciar el consumo nacional.

1) Es sabido que a nivel internacional el vino chileno cuenta con una muy buena reputación, ¿cuál es la principal meta respecto a ello para este 2018?

Nosotros estamos trabajando en consolidar a Chile como el productor número 1 de vinos premium sustentables y diversos del nuevo mundo, para eso nos fijamos la meta 2025 donde lo que más nos interesa es promover y posicionar la denominación de origen y construir al desarrollo del sector.

En general el 2018 nosotros vamos a trabajar super fuerte en posicionar la calidad de nuestros vinos. Este posicionamiento lo estamos trabajando en todo el mundo pero principalmente en cinco mercados foco, los cuales elegimos por su potencial de crecimiento, China, Brasil, USA, Canadá e Inglaterra.

2) ¿Cómo influyen las decisiones económicas y sociales en la industria?

Es super relevante porque la industria vitivinícola tiene mucho trabajo por capital humano, es muy intensa en contar con personas por lo tanto todo lo que tenga con nuevas políticas en torno a eso, nuevas regulaciones influye directamente.

Hay algo que es relevante de destacar, cuando tu hablas del terror la gente piensa que es la tierra solamente pero en realidad es la tierra, el clima y las personas que trabajan entonces el vino siempre va a estar directamente relacionado con eso.

Desde el punto de vista de las variables económicas, para nosotros es relevante lo que pase con el dólar. En Chile el 80% de la producción de vino se exporta, por ende su valor nos pega.

3) ¿Cómo evalúan, en cifras, el 2017, en cuanto a producción, exportación y nivel nacional?

Fue un año super bueno, de buen desempeño y gran dinamismo. Por ejemplo el vino embotellado creció en exportación un 5,4% en volumen y 6,4% en valor y se llegó a mil 604 millones de dólares y 57,2 millones de cajas. También hubo mucho dinamismo en el espumante, Chile está avanzando y estamos trabajando en construir su marca Espumante Chile (lanzada en Japón) el año pasado creció 3,8 en volumen 7 en valor.

Si se consideran todos los tipos de vino: espumante, granel, envasado, embotellado crecimiento en exportaciones de 1 millon 850 mil punto 3 millones de dólares y 869.7 millones de litros con un crecimiento del 3,7 en volumen y 8,8 en valor. La estrategia 2025 proponía un crecimiento interanual del 3% en volumen y 5% en valor, lo que claramente fue superado.

A nivel nacional queremos aumentar el consumo per capita, que la gente sienta orgullo que Chile sea el primer exportador del mundo, que sea como el café para los colombianos. Queremos entregar mayor cultura, que lo tomen con responsabilidad, que lo conozcan. Hoy consumimos 14 litros per capita, Argentina tiene 26 litros y también son país productor, lo que es bajo.

El año 2017 el mercado nacional creció 1,3% en volumen, lo que nos habla que el consumo está yéndose hacia vinos finos. Nosotros queremos entregar conocimiento, potenciar la fiesta de la vendimia, que la gente y los jóvenes aprendan y conozcan, además de potenciar también en regiones el consumo responsable.

4) ¿Cuál es la estrategia para potenciar el vino chileno?

Para este 2018 queremos dar énfasis en la marca premium (vinos sobre 60 dólares por caja). El vino chileno ya es conocido, ahora nos falta posicionar la calidad como diferenciador y estas campañas inició en Japón, ya lanzamos en China.

5) ¿En qué consiste el código de sustentabilidad?

Es voluntario, las viñas deciden incorporarse o no, la idea es poner prácticas sustentables: verde (viñedo), rojo (bodega y embotellado) y naranja (social). EL objetivo es guiar a los proveedores a la producción sustentable, basado en un estándar social y ambiental.

276 requisitos tiene el código, la certificación partió el 2011 y hoy hay 69 viñas certificadas y representan el 75% de las exportaciones de vino embotellado.En el 2017 recibimos varios premios, siendo tres los importantes: Innova + Agro en categoría de asociatividad, Green Award y el de compradores en Canadá, Noruega y Reino Unido.

Lo anterior refleja que estamos haciéndolo bien. Toronto nos pidió asesorarlos para construir su propio estándar de sustentabilidad en el mercado.

6) Respecto a lo anterior, ¿existió algún cambio significativo dentro del proceso productivo?

Las viñas que han ingresado mejoran su proceso productivo, con eso ellos les permite anticipar los problemas y tener estrategias claras cuando se presentan. Ya no existe una decisión por impulso. Por otro lado se han introducido cambios de gestión y tecnológicos.

Hay mejoras en sistemas de riego para cuidar el agua, mejoras en eficiencia del uso energético, estrategias integradas en el control de plagas y malesas, entre otras aristas. Han habido varios cambios.