La propuesta del Gobierno es pasar de $8,6 a $1,4 el minuto, reduciendo la tarifa de cargos de acceso móviles en un 84%.

Los integrantes de las distintas comisiones periciales instaladas en el marco de los procesos tarifarios móviles en curso entregaron su respaldo a la propuesta técnica de la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) al considerar exclusivamente la tecnología 4G para el cálculo de la nueva tarifa de cargos de acceso. Entre ellos, ocho de un total de doce expertos apoyaron la tesis gubernamental, informó ayer el organismo.

Un tema sujeto a controversia en el desarrollo de estos peritajes correspondió a la definición de la tecnología eficiente para dar cumplimiento a lo estipulado en la ley respecto a la modelación de una empresa que “parte desde cero”. La propuesta de gobierno fue el uso exclusivo de tecnología 4G con el servicio VoLTE considerando que se trata de una empresa que parte de cero y que no tiene por qué estar subordinada a la tecnología que presta la empresa real o empresa en marcha.

Con la publicación de los Informes de Modificaciones e Insistencias (IMI) que muestran las diferencias que tienen las operadoras respecto a la propuesta del Gobierno, tanto Movistar (TMCH) y Entel bajaron la tarifa, pero siguen alejadas de lo planteado por la Subtel.

Fuente: Subtel.

“La demanda de datos de los usuarios de telecomunicaciones sólo puede crecer en los próximos años por lo cual es fundamental crear las condiciones para que las redes móviles de alta velocidad sigan creciendo y otorgando beneficios a los usuarios como lo es la red 4G y que alcanzan casi 15 millones de usuarios en tan solo cuatro años”, señaló la Subsecretaria de Telecomunicaciones, Pamela Gidi.

Los Estudios Tarifarios Móviles reflejarán la estructura de costo eficiente de los servicios que proveen las compañías. Actualmente, la tarifa de interconexión de Chile a redes móviles, es una de las diez más altas de los países de la OCDE.

La subsecretaria Pamela Gidi agregó que “la tarifa final de cargos de acceso, que será publicada en enero de 2019, permitirá seguir aumentando la competencia, eliminando las asimetrías artificiales. Además, la reducción de estas tarifas que hoy son un costo para las empresas, podrá ser traspasado en mayores y mejores beneficios para los usuarios de telecomunicaciones”.