Los riesgos del dinero electrónico no solo están en las tarjetas de crédito, sino que las nuevas aplicaciones de pago se suman a las precauciones que se deben tener a la hora de realizar una transacción.

Se trata de las aplicaciones 2P2 (Peer to Peer), del inglés “de igual a igual”, las cuales sirven para pagar a los amigos directamente o para dividir cuentas. Entre ellas, las apps Venmo (de PayPal), Apple Pay, Facebook Messenger, WeChat Pay y Square Cash, que permiten pagar en segundos porque están vinculadas a la cuenta de un banco o a la tarjeta de crédito o débito, informó BBC Mundo.

El problema está cuando la aplicación tiene un componente social y se comparten detalles personales, lo que las convierte en una buena fuente para los hackers. En ese sentido, algunas aplicaciones hacen pública la información de cómo se gasta el dinero (ya sea en medicamentos, alcohol u otros) a menos que se restrinja la configuración de privacidad.

Asimismo, explicó la BBC, los estafadores crean emails fraudulentos que parecen provenir de personas auténticas con el objetivo de persuadir al usuario para que entregue su información de seguridad o incluso efectuar pagos que no debería.

Si bien, las aplicaciones se defienden con sus propios sistemas encriptados para garantizar la seguridad de sus usuarios, no dejan de ser vulnerables.

Consultado por la BBC, Pedro Fortuna, cofundador y director de tecnología en Jscramble –una compañía que ofrece soluciones de seguridad para aplicaciones–, advirtió que la naturaleza de estas apps que se ubican entre el usuario y el banco las hace potencialmente vulnerables a los hackers.

“Las inyecciones de malware y los ataques de ingeniería pueden ser usados por los hackers para comprender el código de la aplicación y engañarlo de manera silenciosa, pasando desapercibidos por las medidas de seguridad”, indicó.

Finalmente se recomienda que el usuario comprenda efectivamente las opciones de seguridad y privacidad de cada aplicación, para no entregar más datos o enviar dinero a los estafadores.