Una potente y preocupante escalada de precios anotó la economía chilena en marzo de 2022, registrando su mayor inflación mensual en casi 30 años, desde octubre de 1993.

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó esta mañana que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del tercer mes del año apuntó una escalada de 1,9%, una sorprendente alza que recogió el efecto de la guerra en Ucrania y que estaba fuera de los pronósticos del mercado, que esperaba ya una fuerte inflación de 1,2% en marzo.

El dato hizo que la inflación acumulada a doce meses en el país llegara a 9,4% -su mayor registro desde octubre de 2008-, quedando muy cerca del 10% que el Banco Central pronosticaba que se alcanzaría a mitad de año. Y no solo eso, pues la agresiva inflación de marzo hará que la Unidad de Fomento (UF) se dispare.

Mañana la UF llegará a los $31.755,34 y a partir del domingo iniciará un nuevo recorrido diario de pequeñas alzas hasta el día 9 del próximo mes, variaciones que dependen del último registro inflacionario mensual.

Así, si el IPC de marzo fue de 1,9%, significa que la UF dentro de un mes habrá escalado $603, lo que llevará a la unidad a los $32.358.

Situación que por cierto afecta duramente el poder adquisitivo de los chilenos, considerando que son diversos los productos y servicios que en se pagan con UF en el país, como los créditos hipotecarios, de consumo, depósitos, colegiaturas, costos de construcción, partidas previsionales, seguros, planes de salud, etc.

En esa línea, por ejemplo, si el dividendo que se debe pagar por un préstamo de vivienda es de 10 UF mensuales (actualmente $317.553), este aumentará en $6.030, es decir, en un mes el dividendo será de $323.583. Mientras que un dividendo de 15 UF crecerá $9.045, uno de 20 UF aumentará $12.060, uno de 25 UF escalará $15.075, y así.