A partir del próximo año comenzará a utilizarse la modalidad de cuatro partes, en línea con lo dispuesto por el TDLC.

Para seguir la recomendación del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) y gracias al interés en participar del modelo de cuatro partes que estableció el Banco Central, el primero de los bancos en terminar el contrato de adquirencia con Transbank, fue Santander. El hecho fue anunciado a fines de septiembre, cuando se comunicó que la entidad de capitales españoles no renovaría el contrato firmado en 1997 con la sociedad interbancaria.

Por su parte, el plan de autorregulación de Transbank, que data de 2006, no cumple con establecer comisiones que se cobran al comercio compatibles con la normativa de libre competencia, por lo que el tribunal determinó que la sociedad interbancaria deberá proponer uno nuevo.

A partir del próximo año, la adquisición por parte del Banco Santander va a ser directa. Esto, implica que finalmente el modelo de cuatro partes, utilizado en el mundo, va a comenzar a ser implementado en Chile.

El cambio del modelo de tres a cuatro partes consiste básicamente en que los bancos dejan de delegar la tarea de afiliar comercios a Transbank. La sociedad interbancaria, ya no actúa como emisor y adquirente, y ambos roles son separados para dar paso al modelo de cuatro partes.

Este modelo de cuatro partes fue planteado por el Banco Central el año pasado luego de las modificaciones en las normativas relacionadas al sistema de pagos.

Dicha modalidad implica la separación entre tarjetahabientes, comercios, emisores de tarjetas y adquierentes, en donde se establece un vínculo contractual entre tarjetahabientes y emisores, y, por otra parte, entre comercios y adquirentes.

Fuente: ABIF.

En tanto, los adquirentes dependen de la tasa de intercambio –la cual es fijada por las marcas de las tarjetas–, porque en base a esta se determina la rentabilidad de operar en cada rubro. Lo mismo aplica en el caso de los merchant discount, que son las comisiones cobradas al comercio.

“Hay que ir viendo cómo nos vamos adaptando a esta nueva modalidad. Como lo dijo el presidente del Banco Central, esto no es una tarea simple, hay que resolver muchos problemas, pero creo que se va en el camino que está todo el mundo que es el modelo de cuatro partes”, dijo el presidente de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF), Segismundo Schulin-Zeuthen, en el seminario de noviembre donde se presentó el último Informe de Estabilidad Financiera.

“Ahora, eso significa generar otras infraestructuras que hoy día no existen, por ejemplo, una cámara de compensación, en fin, pero vamos hacia ese modelo”, agregó.

Cambios en los medios de pago a los que se irá adaptando la banca en 2019 y que permitirán que Chile se acople al modelo internacional.